Abollar o Aboyar

Abollar significa producir una depresión sobre una superficie por causa de un golpe. Aboyar, en cambio, se emplea con el sentido de poner boyas en el mar.

Abollar y aboyar son palabras homófonas, que se diferencian solamente en la escritura, pues en la mayor parte del mundo hispanohablante los fonemas /ll/ y /y/ se pronuncian igual como consecuencia del yeísmo.

Vea también Yeísmo.

Cuándo usar abollar

Abollar es un verbo; se usa con el significado de producir una depresión en una superficie como consecuencia de ejercer presión sobre ella o de golpearla. También puede significar adornar con bollos o relieves semiesféricos una tela o un metal.

Por ejemplo:

  • La piedra abolló la carrocería.
  • La pared quedó abollada por las balas.
  • El vestido está abollado.

Cuándo usar aboyar

Aboyar es un verbo; puede significar poner boyas en el mar, o también puede usarse con el sentido de flotar un objeto en el agua.

Por ejemplo:

  • Los guardacostas se dedican a aboyar la bahía.
  • Aquel pedazo de madera quedó aboyando.