Halla, Haya, Aya o Allá

Halla es el verbo hallar conjugado en tercera persona; haya, el verbo haber en sus formas de primera, segunda y tercera persona, así como un sustantivo para denominar un tipo de árbol; aya, por otro lado,es una mujer que trabaja en una casa dedicada al cuidado y la crianza de los niños, mientras que allá es un adverbio de lugar.

Suele haber confusión a la hora de escribir estas palabras porque la mayor parte de los hablantes de español no distinguimos los sonidos correspondientes a los fonemas /y/ y /ll/. A ese fenómeno se conoce con el nombre de yeísmo.

Vea también Yeísmo.

Cuándo usar halla

Halla es el verbo hallar conjugado en segunda (usted) y tercera persona (él, ella) de singular de presente en modo indicativo, o también la segunda persona de singular del modo imperativo.

Este verbo significa encontrar a alguien o algo; ver, observar o notar; descubrir la verdad de algo; entender una cosa después de reflexionar sobre ella, o encontrarse a una persona o cosa en un lugar.

Por ejemplo:

  • La casa se halla a medio camino entre el mar y la avenida.
  • Él siempre halla la solución para todos los problemas.
  • Halla una excusa mejor y después hablamos.
  • El jefe halla muy interesante el proyecto.

Vea también Hallar o Hayar.

Cuándo usar haya

Haya es el verbo haber conjugado en primera (yo), segunda (usted) y tercera persona (él, ella) de singular de presente en modo subjuntivo. Se usa con el significado de ocurrir, existir, deber o necesitar de, entre otras cosas. Seguido de participio, se usa para la formación de los tiempos compuestos.

Por ejemplo:

  • Espera a que yo haya llegado para empezar a hacer la cena.
  • Mientras haya amor, habrá alegría.
  • Quizá no haya salida para nuestro país.
  • No creo que Juan se haya encontrado a Ana en el camino.
  • Aunque haya tormenta, debemos salir.

Haya también puede ser un sustantivo masculino. Se utiliza para designar a un tipo de árbol. Por ejemplo: “El haya del jardín había crecido tanto que tapaba toda la casa”.

Vea también Haiga o Haya.

Cuándo usar aya

Aya es un sustantivo femenino; es utilizado en referencia a aquella mujer que, en una casa, se encargaba del cuidado y la crianza de los niños.

Por ejemplo:

  • Su aya siempre le dice que se porte bien.
  • Recuerdo los paseos que daba con mi aya por la plaza.

Vea también Halles o Ayes.

Cuándo usar allá

Allá es un adverbio de lugar; lo usamos en referencia a un sitio que se encuentra, en relación con nuestra posición, relativamente apartado o lejano. Debido a su acentuación aguda, su pronunciación se diferencia de las palabras anteriores.

Por ejemplo:

  • Allí queda el arroyo y allá está mi casa.
  • Allá se halla una frondosa haya, que será hermosa siempre y cuando haya sido bien podada.

Vea también Vaya, Valla, Baya o Balla.