Has, Haz o As

Has es la forma auxiliar del verbo haber usada para la formación de tiempos compuestos. Haz, por su parte, es el verbo hacer en la segunda persona de imperativo. As, en cambio, es un sustantivo que puede tener dos significados: o bien referirse a una carta, o bien a una persona sobresaliente en su ámbito.

La diferencia entre has, haz y as se percibe sobre todo en la escritura en el caso de los países seseantes, donde no hay oposición entre el sonido de la s y de la z. En cambio, en España, donde sí existe esta distinción, es fácil apreciar cuándo se dice haz y cuándo has o as debido a la pronunciación, lo que permite identificar cómo se escribe.

Cuándo usar has

Has es el verbo haber conjugado en la segunda persona de singular de presente de indicativo. Se usa en la formación de tiempos compuestos, de modo que va siempre seguido de un participio (has + participio), dando lugar a la forma verbal de la segunda persona de singular de pretérito perfecto compuesto, también conocido como antepresente.

Por ejemplo:

  • ¿Todavía no te has enterado?
  • Has encontrado una solución fabulosa.

También aparece en la forma haber de + infinitivo, que indica obligación o necesidad. En este sentido, es equivalente a ‘tener que’. Algunos ejemplos de uso en oraciones con esta construcción:

  • Has de ir al doctor antes de que empeores.
  • No has de hacer nada hasta que te indique.

Cuándo usar haz

Haz puede ser una forma personal del verbo hacer o un sustantivo de género masculino o femenino.

Como verbo, haz es la forma de segunda persona de singular de imperativo de hacer; se emplea para pedir o exigir a alguien que realice o ejecute una tarea o se encargue de un asunto. Implica un mandato, una orden.

Por ejemplo:

  • Haz las cosas con cautela, hijo.
  • Por favor, haz la tarea.
  • Haz lo que te digo y todo saldrá bien.

Vea también Hazlo o Haslo.

Como sustantivo, haz posee varias definiciones. Haz, como sustantivo masculino, puede referirse a la propagación de los rayos luminosos desde un mismo origen o a un fajo o atado de cosas.

Por ejemplo:

  • Se arrimó a la lámpara, porque desde donde estaba el haz de luz no lo alcanzaba.
  • Trajo un haz de leña.

Como sustantivo femenino, haz puede referirse a una tropa formada en unidades o a la cara o rostro de una persona, de una tela, o de otras cosas.

  • La miré a la haz y me pareció que no mentía.
  • Me prestó una colcha de una haz.
  • La haz de soldados se mantuvo formada durante el discurso.

Cuándo usar as

As es un sustantivo; puede ser el nombre de una carta del juego de baraja, o puede referirse a una persona que se destaca o sobresale del resto en alguna materia o campo. Se debe evitar la grafía az, que no es sino una incorrección ortográfica.

Por ejemplo:

  • José Antonio es un as de las matemáticas.
  • Con el as que había cogido, ahora Juan completaba un trío.