Uso de los signos de interrogación

Eliza Arias
Eliza Arias
Lingüista

Los signos de interrogación (¿?) delimitan gráficamente las preguntas: son la representación escrita de la entonación interrogativa.

En español, las preguntas directas van enmarcadas entre el signo de apertura (¿) y el de cierre (?), es decir, los signos de interrogación son dobles.

Por ejemplo:

  • ¿Como te sientes?
  • Mañana es tu cumpleaños, ¿cierto?
  • Vamos al parque, ¿quieres venir?

¿Para qué sirven los signos de interrogación?

Los signos de interrogación sirven para reconocer visualmente donde comienza y termina una pregunta directa.

Son útiles porque anuncian al lector que debe dar una entonación interrogativa a la oración, evitando la confusión con la entonación aseverativa o la exclamativa. En muchos casos, es lo único que distingue el tipo de oración.

En resumen, los signos de interrogación tienen la función de marcar la entonación (curva melódica) y la modalidad de la oración.

Por ejemplo:

  • ¿Está lloviendo?
  • Está lloviendo
  • ¡Está lloviendo!

Uso correcto de los signos de interrogación

A continuación se ofrece respuesta a las dudas más frecuentes sobre el uso de los signos de interrogación

¿Es necesario abrir y cerrar la interrogación?

Se hace necesario emplear el signo de apertura (¿) y el de cierre (?) para que el lector reconozca la pregunta y haga la entonación adecuada.

Por otra parte, los signos dobles son un rasgo ortográfico propio del español.

La omisión del signo de apertura se considera una falta ortográfica. Es recomendable evitarla, sobre todo si se trata de escritura formal. 

Por ejemplo:

  • En vez de: Hola. Cómo te va?, mejor escribir: Hola. ¿Cómo te va?
  • En vez de: Es un escándalo, no les parece?, mejor escribir: Es un escándalo, ¿no les parece?
  • En vez de: Ya nos vinieron a buscar, están listos?, mejor escribir: Ya nos vinieron a buscar, ¿están listos?

¿Qué espacio se deja entre el signo y las palabras?

No se deja espacio entre los signos de interrogación y las palabras que encierran. Tampoco entre el signo de cierre y cualquier otro signo de puntuación que le siga.

En cambio, se separan con un espacio los signos de lo que está fuera de la pregunta (antes y después).

Por ejemplo:

  • Me hace falta un lápiz, ¿estás usando este?
  • ¿Tardará mucho?, no puedo seguir esperando.

¿Dónde va el signo de apertura?

El signo de apertura se coloca exactamente al inicio de la pregunta. Si esta es una oración independiente, lleva mayúscula inicial. Si es parte de una oración o enunciado más largo, se escribe con minúscula.

Por ejemplo:

  • ¿Tienes unos minutos? Quiero hablar contigo.
  • Si no estás muy ocupado, ¿podrías pasar por mi casa esta tarde?

¿Qué se incluye entre ambos signos de interrogación?

Los signos de interrogación marcan los límites de la pregunta incluso si el enunciado es más largo. En ese caso, hay elementos que no forman parte de la interrogación.

La oración puede contener, además de la pregunta, un apelativo o vocativo, un conector discursivo, una introducción o complemento.

Si esos elementos se ubican antes, quedan al margen de la pregunta.

Por ejemplo:

  • Amiga, ¿nos tomamos un café?
  • En cuanto al nuevo disco, ¿hay algo que puedas adelantar al público?

Si esos elementos están al final, quedan dentro de la pregunta.

Por ejemplo:

  • ¿Nos tomamos un café, amiga?
  • ¿Hay algo que puedas adelantar al público en cuanto al nuevo disco?

¿Puede haber otro signo de puntuación después del cierre?

Excepto el punto, después del signo de cierre puede escribirse cualquier otro signo de puntuación.

El signo de cierre equivale a un punto (seguido o final) porque cierra el enunciado. En ese caso, la siguiente oración comienza con mayúscula.

Por ejemplo:

  • ¿Hacemos un alto?, ya hemos adelantado mucho este trabajo.
  • ¿Me acompañas? No quisiera ir solo.

¿Cómo se escribe una secuencia de preguntas?

Si hay preguntas seguidas pero se consideran independientes, el signo de cierre hace las veces de punto y cada pregunta inicia con mayúscula.

Por ejemplo:

  • ¿Cómo es ella? ¿Dónde la conociste? ¿Cuándo la invitas a la casa?

En el otro caso, si se consideran las preguntas como parte de una misma oración, se separan con una coma y se escriben con minúscula.

Por ejemplo:

  • Cuéntame, ¿cómo estuvo el viaje?, ¿a qué sitios fueron?, ¿qué comieron?

¿Pueden combinarse los signos de interrogación y exclamación?

Los signos combinados expresan que una oración tiene un sentido interrogativo y exclamativo a la vez.

Puede usarse un signo para abrir y otro para cerrar.

Por ejemplo:

  • ¡Cómo se te ocurre decir eso, José María?
  • ¿Cómo te atreves a venir a mi casa!
  • ¡Qué está pasando aquí?

O, más recomendable, ambos en el mismo orden de apertura y cierre.

Por ejemplo:

  • ¡¿Cómo se te ocurre decir eso, José María?!
  • ¡¿Cómo te atreves a venir a mi casa?!
  • ¡¿Qué está pasando aquí?

¿Cuándo se usa solo el signo de cierre?

El signo de cierre de interrogación se utiliza solo en dos casos: para expresar ironía y para indicar fechas dudosas o faltantes.

Para expresar ironía

Para expresar duda o ironía se usa el signo de cierre, solo y entre paréntesis, al lado del enunciado.

Por ejemplo:

  • A Juan le van a dar el premio a la puntualidad (?). Otra vez llegó tarde.
  • Voy a hacerme rico con el sueldo que gano (?).

Para indicar fechas dudosas o faltantes

Aunque también puede encerrarse la fecha entre a modo de pregunta, el signo de cierre indica la falta o imprecisión del dato.

Por ejemplo:

  • Juan de La Vega (? - 1574)
  • Juan de La Vega (1507? - 1547)
  • Juan de La Vega (¿1507? - 1547)
Cómo citar: Arias, Eliza (s.f.). "Uso de los signos de interrogación". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/signos-de-interrogacion/ Consultado:
Eliza Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes (Venezuela).