Signos de exclamación

Tomás Muriel
Tomás Muriel
Filólogo y profesor de español

Los signos de exclamación (¡!), o de admiración, como se los conoce en algunas regiones, son signos de puntuación. Sirven para encerrar enunciados con entonación exclamativa y para representarla gráficamente.

Los enunciados exclamativos pueden expresar sorpresa (¡Me ha tocado la lotería!), emoción (¡Me alegro muchísimo!) o interjecciones (¡Ah!, no lo sabía).

En los enunciados exclamativos, la entonación describe una curva melódica semejante al perfil de una montaña. Presenta una línea ascendente que se vuelve descendente después llegar a su punto más elevado (pico).

Los signos de exclamación delimitan todo el contenido representado en esta curva melódica.

¿Cómo se usan los signos de exclamación?

Los signos de exclamación, también llamados de admiración, tienen algunas reglas de uso que es importante conocer. Estas son las más importantes.

Deben abrirse y cerrarse: como los signos de exclamación son dos, el de apertura (¡) y el de cierre (!), deben utilizarse ambos, por lo que es incorrecto usar solamente el de cierre. Por ejemplo:

  • Correcto: ¡Me han aumentado el sueldo!
  • Incorrecto: Me han aumentado el sueldo!

Van pegados a las palabras del enunciado: entre los signos de exclamación y las palabras del interior del enunciado que estén en contacto con ellos no debe existir ningún espacio. Por ejemplo:

  • Correcto: ¡Qué ganas tengo de ir a la playa!
  • Incorrecto: ¡ Qué ganas tengo de ir a la playa !

Se pueden repetir: los signos de exclamación pueden repetirse para otorgarle al enunciado mayor expresividad. Se desaconseja este uso en textos académicos o formales. Por ejemplo:

  • ¡¡¡No puede ser!!!
  • ¡¡¡Madre mía!!!

Uso con el vocativo: en oraciones con vocativo, los signos de exclamación pueden tener dos posiciones respecto al enunciado:

  • Si va al inicio, no se encierra entre los signos de exclamación: Luis, ¡llámame el viernes!
  • Si va al final, se encierra entre los signos de exclamación: ¡Llámame el viernes, Luis!

Uso con las conjunciones: las conjunciones y, e, o, u se encierran entre los signos de exclamación. La conjunción pero puede quedarse fuera. Por ejemplo:

  • Pero ¡qué listo y trabajador eres!
  • ¡Pero qué trabajador e inteligente eres!
  • Alberto, ¡tráeme café! ¡O mejor, té!
  • ¡Todavía no sabe si quiere una cosa u otra!

Uso con repetición de palabras: una misma palabra, si es corta, puede repetirse varias veces sin necesidad de tratarla como enunciados independientes. Por ejemplo:

  • ¡Mamá, mamá, mamá!
  • ¡Vamos, vamos!

Uso especial del signo de cierre: es posible el uso entre paréntesis del signo de cierre cuando queremos expresar sorpresa o ironía. Por ejemplo:

  • Sabe que soy alérgica a las rosas y me ha enviado un ramo (!).
  • Le di la enhorabuena por limpiar el coche y me lo agradeció (!).

En combinación con otros signos de puntuación

Cuando combinamos los signos de exclamación con otros signos de puntuación, como el punto o los signos de interrogación, hay algunas reglas específicas que debemos cumplir.

No deben usarse junto con el punto: el signo de cierre puede ir justo delante de otros signos de puntuación, excepto del punto. Por ejemplo:

  • Correcto: ¡No encuentro las llaves!
  • Incorrecto: ¡No encuentro las llaves!.
  • Correcto: ¡Luis! ¿Me oyes?
  • Incorrecto: ¡Luis!. ¿Me oyes?

Pueden combinarse con los signos de interrogación (¿?) cuando el enunciado es a la vez exclamativo e interrogativo. La combinación puede hacerse de dos maneras:

1) Abriendo el enunciado con un solo signo de exclamación o de interrogación y cerrándolo con el otro. Por ejemplo:

  • ¿Dices que me ha robado el coche!
  • ¡Dices que me han robado el coche?

2) O bien combinando los dos signos tanto en la apertura como en el cierre. En este caso, los signos deben colocarse de forma simétrica. Si se abre con el de exclamación, debe cerrarse con el de exclamación, y si se abre con el de interrogación, debe cerrarse con el de interrogación. Por ejemplo:

  • ¡¿Dices que me han robado el coche?!
  • ¿¡Dices que me han robado el coche!?

Vea también Uso de los signos de interrogación (¿?)

Cómo citar: Muriel, Tomás (s.f.). "Signos de exclamación (¡!): para qué sirven y cómo se usan (con ejemplos)". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/signos-de-exclamacion/ Consultado:
Tomás Muriel
Graduado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) desde el 2018, traductor y escritor.