Votar o botar

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Votar significa manifestar una opinión o parecer por medio del voto. Botar, en cambio, significa arrojar o tirar fuera algo o a alguien, saltar desde el suelo, chocar contra una superficie, despedir a alguien de un empleo, perder algo, dilapidar dinero, entre otras cosas.

Votar y botar son palabras homófonas, es decir, que suenan igual aunque se escriban de manera diferente, pues en español no existe distinción fonética entre el sonido de la b y la v.

Vea también Bota o Vota.

Cuándo usar votar

Votar significa expresar una opinión o dictamen a través del voto. Se vota en reuniones, cuerpos deliberantes o durante elecciones. Votar también significa hacer voto a Dios o a los santos, o echar juramentos. También se emplea con el sentido de aprobar por votación.

Por ejemplo:

  • Como no sabía votar, Nicolás votó en blanco.
  • El senado votó la reforma.
  • Hará lo que yo le pida, voto a Dios que lo hará.

Cuándo usar botar

Botar es un verbo que puede significar varias cosas. Se emplea con el sentido de arrojar, tirar, echar fuera a alguien o algo. También, referido a una persona, puede significar saltar desde el suelo, o, cuando se trata de un balón o pelota, chocar o rebotar contra una superficie dura. Botar también se utiliza con el significado de dilapidar dinero, perder algo, o despedir a alguien de un empleo. En náutica, botar es echar al agua un barco o darle al timón la dirección conveniente.

Por ejemplo:

  • Al parecer, hubo un incendio: la casa bota humo por las ventanas.
  • La pelota botó contra la pared y golpeó el jarrón.
  • Los corredores debían botar dos veces antes de salir trotando.
  • Has botado la herencia que te dejó tu padre.
  • Lo botaron cuando se enteraron de que sacaba dinero de la caja.
  • El capitán botó a estribor la embarcación.

Vea también Bote o Vote.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Votar o botar". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/votar-o-botar/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.