Ha, a o ah

Ha es el verbo haber conjugado, a es una preposición, y ah una interjección. Las tres poseen diferentes funciones sintácticas, de modo que confundirlas podría dar pie a equivocaciones.

Como tal, son palabras homófonas que, pese a que suena igual, no significan lo mismo. Por ello, te dejamos a continuación algunos consejos para evitar errores a la hora de usarlas.

Cuándo usar ha

Ha es el verbo haber conjugado en tercera persona del singular de presente de modo indicativo. Por lo general, es usado como verbo auxiliar para conjugar verbos en tercera persona de singular de pretérito perfecto compuesto del indicativo. Con un infinitivo precedido de la preposición de, se usa para indicar deber, conveniencia o necesidad de algo.

Por ejemplo

  • El doctor ha tenido que salir temprano.
  • Juan me ha llamado para preguntarme tu número.
  • Felipe ha de pasar por los niños en la escuela.
  • Él ha de hacer la tarea o atenerse a las consecuencias.

Cuándo usar a

A es la primera letra de nuestro alfabeto, y es también una preposición. Como tal, puede introducir complementos, indicar dirección, lugar, situación o modo de una acción. Asimismo, dependiendo de su sentido, puede ser equivalente a otras preposiciones, como ante, con, hacia, hasta, junto a, para, por, según. Además, puede aparecer precediendo a la conjunción que en fórmulas interrogativas.

Por ejemplo:

  • Manuelito vino a mi casa a jugar.
  • ¿Estás aprendiendo a leer?
  • Su casa está situada al oeste de la ciudad.
  • ¿A que no sabes lo que me pasó?

Cuándo usar ah

Ah es una interjección; se puede emplear para denotar pesar, admiración o sorpresa. Asimismo, puede usarse para interrogar. Admite también la grafía ha, pero es poco frecuente.

Por ejemplo:

  • ¡Ah! Ahora entiendo lo que me quieres decir.
  • ¡Ah, qué suertudo ese chico!
  • Ah, y yo que pensaba que te gustaba tanto como tú a mí.
  • No te piensas comer la comida, ¿ah?