Texto literario

Tomás Muriel
Tomás Muriel
Filólogo y profesor de español

Un texto literario es el que nos encontramos cuando leemos o escribimos literatura en cualquiera de sus géneros. Como tiene una intención estética, utiliza una serie de recursos para llamar la atención del lector y hacer que se detenga en el texto, como veremos más adelante.

Son textos tales como cuentos, poesías y novelas, por ejemplo. Antes de ver ejemplos de diferentes textos literarios, veamos cuáles son las características que los hacen identificables.

Características

Fin o intención estética (función poética). Lo hemos mencionado anteriormente, ya que quizá sea su característica más destacable y reconocible. Como el lenguaje literario busca captar la intención del lector y sorprenderlo, busca lo novedoso. Un texto literario es la palabra hecha arte.

Lenguaje literario. Para conseguir la intención estética, se recurre a procedimientos como:

  • Uso de palabras poco utilizadas en el lenguaje cotidiano (como raudo en lugar de rápido).
  • Metáforas y otras figuras (como las perlas de su boca para referirse a los dientes).
  • Alteración del orden natural de una frase (como el rubio y dorado cabello suyo en lugar de su pelo rubio).

Mucho se ha escrito y debatido sobre si la literatura utiliza un lenguaje normal o si es cotidiano con ciertas desviaciones. En cualquiera de los casos, el lenguaje de un texto literario es perfectamente identificable y se sale de lo habitual, ya que su objetivo es llamar la atención del lector, sorprenderlo y deleitarlo.

Es ficción. Un texto literario no refleja la realidad, sino que se la imagina. El autor crea un mundo ficticio e invita al lector a participar en él. Por lo tanto, el autor posee libertad creativa, ya que los límites son los de su propia imaginación.

Es verosímil. El lector es consciente de que está leyendo ficción. Sin embargo, acepta lo leído como creíble debido a que el autor le presenta ese mundo ficticio como posible. Es decir, entre el autor y el lector existe un pacto en donde se acepta el texto como verosímil.

Imita la realidad. Al imaginar o crear un nueva realidad, el autor toma elementos del mundo real. En otras palabras, la realidad es el punto de partida, como un barro al que el autor le da una nueva forma. La nueva realidad creada imita al mundo real porque muchos de los problemas que se presenten serán los mismos (el amor, los conflictos sociales, la guerra, la ira, etc.).

Tipos y ejemplos

Existen varios tipos de textos literarios, ya que pueden aparecer en verso, prosa o dialogados y tener diferentes temáticas o intenciones.

Para ayudarnos a establecer una tipología, hablamos de géneros. La manera de establecer géneros es algo convencional y difiere de un crítico a otro.

Por ejemplo, una novela de ciencia ficción puede considerarse un género en sí misma, pero a su vez pertenece al género narrativo.

Para simplificar, nos centraremos en la clasificación más tradicional, que engloba tres grandes géneros: el lírico, el narrativo y el dramático:

  • Lírico, género donde el autor plasma sus sentimientos, tales como amor, ansia o miedo. Sus subgéneros son:

    • La elegía, donde se lamenta la muerte de un ser amado.
    • La égloga, que se relaciona con la naturaleza.
    • La oda, que consiste en una alabanza a alguien o algo.
    • La sátira, que tiene como objetivo ridiculizar a alguien o algo.
  • Narrativo, donde se cuenta una historia, sea en prosa o verso. Sus subgéneros son:
    • La épica, donde se cuentan los hechos gloriosos de un héroe o nación.
    • Novela, que es una narración extensa con diferentes temáticas.
    • Cuento, que es una narración breve.
  • Dramático, donde hay una representación de la historia. Sus subgéneros son:
    • El drama, donde se tratan desgracias o calamidades.
    • La comedia, que temas alegres o ligeros.
    • La tragedia, en donde tienen lugar desenlaces fatídicos.

Veamos un ejemplo de cada uno de los tres grandes géneros.

Texto lírico

Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman;
el cielo se deshace en rayos de oro;
la tierra se estremece alborozada;
oigo flotando en olas de armonía
rumor de besos y batir de alas;
mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
¡Es el amor, que pasa!

Gustavo Adolfo Bécquer, "Rima X" ("Rimas y leyendas", 1871).

Texto narrativo

Alicia fue extinguiéndose en su delirio de anemia, agravado de tarde, pero que remitía siempre en las primeras horas. Durante el día no avanzaba su enfermedad, pero cada mañana amanecía lívida, en síncope casi. Parecía que únicamente de noche se le fuera la vida en nuevas alas de sangre. Tenía siempre al despertar la sensación de estar desplomada en la cama con un millón de kilos encima. Desde el tercer día este hundimiento no la abandonó más. Apenas podía mover la cabeza. No quiso que le tocaran la cama, ni aún que le arreglaran el almohadón. Sus terrores crepusculares avanzaron en forma de monstruos que se arrastraban hasta la cama y trepaban dificultosamente por la colcha.

Horacio Quiroga, "El almohadón de plumas" ("Cuentos de amor, de locura y de muerte", 1917)

Texto dramático

CLARÍN: Yo soy sordo, y no he podido
escucharte.

ROSAURA: Si has nacido
humano, baste el postrarme
a tus pies para librarme.

SEGISMUNDO: Tu voz pudo enternecerme,
tu presencia suspenderme,
y tu respeto turbarme.

Pedro Calderón de la Barca, "La vida es sueño" (1635)

Vea también:

BIBLIOGRAFÍA

Culler, J. (1997). Breve introducción a la teoría literaria. Austral

Domínguez Caparrós, J. (2011). Teorías literarias del siglo XX. Ramón Areces.

Cómo citar: Muriel, Tomás (s.f.). "Texto literario: qué es, características, tipos y ejemplos.". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/texto-literario/ Consultado:
Tomás Muriel
Graduado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) desde el 2018, traductor y escritor.