Perífrasis verbal

Eliza Arias
Eliza Arias
Lingüista

Una perífrasis verbal es una construcción en la que dos o más verbos se comportan unitariamente como núcleo del predicado. Su función es expresar matices o valores de la modalidad o del aspecto.

Por ejemplo

  • No pudimos pasar.
  • Voy saliendo en este momento para tu casa.
  • El empresario se vio envuelto en un escándalo.
  • Se quedó hasta tarde en la oficina porque tenía que terminar un informe.

En estas oraciones, los núcleos del predicado son, respectivamente: pudimos pasar, voy saliendo, se vio envuelto y tenía que terminar.

Estructura conjunta

En una perífrasis, dos (o más verbos) se comportan como una estructura o construcción conjunta. La estructura así formada se comporta como unidad tanto en lo semántico como en lo sintáctico.

La perífrasis es una unidad semántica porque los verbos expresan en conjunto un solo significado y predicación. También es una unidad sintáctica porque los verbos forman una estructura con la función gramatical propia de todo verbo: ser núcleo del sintagma verbal y núcleo del predicado en la oración.

Cuáles son los componentes de una perífrasis

Componen la perífrasis un verbo conjugado, el verbo auxiliar, y un verbo en la forma impersonal de gerundio, infinitivo o participio, el verbo auxiliado. Entre auxiliar y auxiliado puede haber un nexo o palabra de enlace.

Cada componente de la estructura perifrástica desempeña un rol o función específica. A eso se debe que cada verbo se presente en forma distinta.

Forma y función del verbo auxiliar

El auxiliar es el verbo conjugado de la perífrasis, encargado de dos funciones: aportar la información gramatical y expresar ciertos matices aspectuales o modales referidos al proceso, estado o fenómeno de que se trate. 

El verbo auxiliar no tiene en estas construcciones significado pleno porque ha pasado por un proceso de gramaticalización. Esto significa que ha perdido parte de su valor léxico o semántico y, en consecuencia, no desempeña la función predicativa. 

Algunos verbos del español se han gramaticalizado y funcionan exclusivamente como auxiliares. Es el caso de haber y soler.

Otros verbos, como cantar, comer o jugar, mantienen siempre su valor predicativo, por lo que nunca aparecen como auxiliares en una perífrasis.

Y unos cuantos verbos, como estarir, acabar, empezar irse, se conocen como semiauxiliares porque pueden funcionar en cualquiera de los dos roles.

Resumiendo, puede decirse que el verbo auxiliar es el verbo modificador de la perífrasis en dos sentidos:

  • mediante el matiz de su significado, precisa rasgos aspectuales y modales
  • mediante sus desinencias, indica el modo, tiempo, persona y número. 

Como caso especial, en las perífrasis formadas por más de dos verbos, el primer verbo se considerará auxiliar y estará conjugado. Los otros, auxiliados, no estarán conjugados.

Por ejemplo, en la perífrasis Es tarde, ya deberíamos estar durmiendo, el verbo auxiliar es deber, conjugado en tercera persona plural del condicional simple o pospretérito en el modo indicativo. Los verbos auxiliados son estar (infinitivo) y dormir (gerundio)

No obstante, en este punto hay que hacer una salvedad: si el verbo auxiliar está precedido de una preposición, no aparecerá conjugado sino en forma no personal.

Por ejemplo: Estoy recopilando material para poder escribir un artículo sobre las perífrasis del español.

Forma y función del verbo auxiliado

El auxiliado aparece en una de las tres formas no personales (no conjugadas) del verbo: infinitivo (ar, er, ir), gerundio (ando, endo, iendo) o participio (ada, ado; ida, ido)

Este verbo despliega su significado pleno porque su función es, precisamente, indicar la acción, proceso, fenómeno o estado que el hablante refiere en su mensaje. Desempeña la función predicativa.

Ahora bien, conforme a su significado, toda palabra es susceptible de entrar o no en combinación con otras palabras. 

En este sentido, en una oración, un verbo admite la combinación con ciertos sujetos y complementos (los objetos directo e indirecto, etc.) y la rechaza con otros. 

Estas posibilidades y restricciones de combinación semántica de los verbos inciden en los elementos que pueden aparecer o no en las oraciones. De allí que el verbo auxiliado también cumpla la función de determinar la estructura sintáctica de la oración.

Por ejemplo, en la perífrasis Debo hacer varias cosas antes de mediodía, el verbo auxiliado hacer aparece en el modo infinitivo. Expresa un tipo de acción que requiere un agente capaz y habilitado para realizar alguna cosa. Esos elementos, se refieren en la oración mediante el sujeto tácito (primera persona del singular) y el objeto o complemento directo, varias cosas.

El enlace o nexo

El enlace léxico entre el verbo auxiliar y el auxiliado queda restringido a unas pocas palabras: la conjunción que y a las preposiciones a, de y por.

Por ejemplo

  • Tengo que ir al médico.
  • No he terminado de leer la novela.
  • Vamos a revisar ese expediente.
  • Está por concluir sus estudios.

Tipos de perífrasis

Las perífrasis se clasifican tomando en cuenta dos aspectos relacionados: el valor o significación aspectual o modal y la categoría gramatical del verbo auxiliado.

Según su valor significativo, las perífrasis pueden ser modales o tempo-aspectuales. Según la categoría gramatical del verbo auxiliado, hay perífrasis de infinitivo, de gerundio o de participio.

Perífrasis temporales y aspectuales

Una perífrasis es tempo-aspectual cuando se refiere a momentos o fases de un proceso.

Las perífrasis tempo-aspectuales informan si el proceso está en un momento de preparación o inminencia, de inicio, desarrollo o término y, también indican, su anterioridad, frecuencia o repetición.

Perífrasis modales

Una perífrasis es modal cuando informa de:

  • la capacidad, obligación, voluntad o disposición del sujeto, que corresponde a la modalidad personal o deóntica.
  • la necesidad, probabilidad o posibilidad de que el proceso ocurra, que corresponde a la modalidad impersonal o epistémica.

En términos generales, los dos criterios expuestos orientan la clasificación de las perífrasis en español.

Sin embargo, el grado de gramaticalización y las diferencias dialectales afectan inciden tanto su fijación en la lengua como su empleo por parte de los hablantes. Por esta razón, es difícil presentar un catálogo definitivo de las perífrasis del español.

A continuación se presenta una lista de algunos esquemas perifrásticos del español y sus significados.

Perífrasis tempo-aspectuales de infinitivo

Suelen construirse con los siguientes verbos auxiliares: acabar de, acabar por, alcanzar a , comenzar a, darle(s) por, decir a, dejar de, echarse a, empezar a, estar por, fajarse a, ir a, llegar a, parar de, ponerse a, romper a, soler, soltarse a, terminar de, venir a, volver a.

Por ejemplo

  • Acabo de ver un robot en la calle.
  • Se le hizo tarde y no alcanzó a llegar al concierto.
  • Comencé a leer la novela que ganó el premio.
  • Dejó de fumar hace varios años.
  • El partido ya está por terminar.
  • Vamos a recibir al maestro con un fuerte aplauso.
  • El niño se puso a llorar.
  • Rompió a llorar en pleno salón.
  • No suelo ir a fiestas.
  • Se soltó a decir improperios.
  • No volví a verlo nunca más.

Perífrasis modales de infinitivo

Las más representativas perífrasis de este tipo se construyen con los verbos deber, haber, poder, querer y tener.

Por ejemplo

  • Debes hacer la tarea.
  • Anoche debe haber llovido.
  • El doctor debe de venir a las tres.
  • Hay que llegar temprano para encontrar un buen puesto.
  • Hemos de darle gracias al cielo por tu salud.
  • ¿Puedo comer dulces?
  • Mi nieta quiere estudiar cine.
  • Tengo que hablar contigo.

Perífrasis de gerundio

Las perífrasis de gerundio siempre tienen valor aspectual.

Algunas expresan el curso o progresión de una acción, un fenómeno o un estado. Otras, expresan una fase (inicio o término) del proceso.

Tal vez por eso, entre los auxiliares que las forman, se encuentran varios verbos de movimiento. Los auxiliares más frecuentes son estar e ir, pero también cumplen esta función acabar, andar, continuar, empezar, pasar (en forma pronominal), quedarse, seguir, terminar y venir, entre otros.

Por ejemplo

  • El niño está llorando.
  • Aunque no muy entusiasmado, acabó saliendo con los amigos.
  • Continúa lloviendo hacia la cordillera.
  • Voy llegando a tu casa.
  • Se la pasa cantando.
  • Sigue trabajando ahí.
  • Los científicos vienen advirtiendo sobre el cambio climático desde hace tiempo.

En las perífrasis de gerundio con llevar y tener, se intercala una expresión de tiempo entre los dos verbos.

Por ejemplo

  • Llevo una hora esperándote.
  • Mariana tenía mucho tiempo planificando ese viaje.

Perífrasis de participio

La similitud con otro tipo de construcciones sintácticas hace difícil la delimitación de estas perífrasis que tienen valor aspectual terminativo porque dan cuenta del resultado de un proceso.

Los verbos más estimados en la formación de las perífrasis de participio son estar, tener y llevar, pero también se consideran dejar, quedar y ver (en forma pronominal).

Por ejemplo

  • Ya está dispuesto todo para la reunión.
  • El trabajo todavía no está terminado.
  • Tengo entendido que no habrá audiencia hoy.
  • Solo llevo leído un capítulo del libro.
  • El director dejó dicho que los atendería mañana.
  • Quedó establecido un acuerdo entre las partes.
  • Hace años se vio involucrada en un escándalo.

Perífrasis más gramaticalizadas

Algunas perífrasis se han estabilizado al punto de pasar al paradigma gramatical como esquemas fijos. En el español, las perífrasis más gramaticalizadas son las que forman la voz pasiva, (estructuras con el verbo ser), y las que forman los tiempos compuestos (con el verbo haber).

Por ejemplo

  • Estas casas fueron construidas a principios del siglo XX.
  • El candidato fue abucheado por el público.
  • Todavía no he visto esa película.
  • Ya nos habían comentado al respecto.

Recurso expresivo

Es bueno destacar que tanto el español como otras lenguas disponen de distintos y complementarios formas para expresar contenidos. Las nociones de tiempo, aspecto y modo contenidas en los esquemas perifrásticos pueden también ser expresados mediante morfemas, adverbios o locuciones.

Las perífrasis verbales, en este sentido, son un recurso expresivo del que se valen los hablantes para representar la complejidad de matices que tienen los procesos, acciones, estados y fenómenos del mundo.

Cómo citar: Arias, Eliza (s.f.). "Perífrasis verbal". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/perifrasis-verbal/ Consultado:
Eliza Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes (Venezuela).