Partes de un ensayo

Elizabeth Arias
Elizabeth Arias
Lingüista

Un ensayo es un texto breve y de estilo libre en el que un autor presenta y argumenta su punto de vista sobre un tema. Consta de cinco partes o secciones:

  1. Título
  2. Introducción
  3. Desarrollo o cuerpo
  4. Cierre o conclusión
  5. Referencias (opcional)

La estructura del ensayo no es rígida; las partes o secciones son una manera de organizar internamente el contenido. 

De hecho, en los ensayos no es necesario indicar las partes con subtítulos sino que cada una da pie a la que le sigue, teniendo el tema como hilo conductor.

Los ensayos pueden ser de distinto tipo: expositivos, argumentativos, descriptivos, reflexivos, críticos, académicos o escolares. También pueden ser de distintos temas: literarios, filosóficos, científicos, o, incluso, sobre una película.

1. Título

El título del ensayo es un enunciado corto que identifica el texto y procura atraer al lector.

Por ejemplo, imaginemos un ensayo que se titule "Los carros eléctricos y la contaminación en Ciudad de México".

2. Introducción

Es una sección breve que inicia el tema y procura captar el interés del lector.

Esta sección no debe abarcar más de 10 o 15% del texto. Podría ocupar un párrafo o varios, dependiendo de la extensión total del ensayo.

La introducción contiene tres partes:

  • presentación del tema,
  • contexto o delimitación del tema,
  • enunciado de la tesis.

Presentación del tema

En esta sección, se indica de qué asunto se tratará el ensayo.

Por ejemplo:

La contaminación es hoy en día uno de los problemas ambientales que más afectan a las poblaciones de las grandes urbes.

Delimitación del tema

En esta parte, se explica cuál es el entorno o contexto del problema que se irá a abordar y el alcance del asunto.

Por ejemplo:

En Ciudad de México, una de las ciudades más pobladas del mundo, debido a la existencia de un parque motor tan numeroso y otros factores atmosféricos, la contaminación del aire es particularmente alarmante.

Los carros que usamos actualmente emplean combustibles fósiles, que liberan toda clase de sustancias contaminantes (monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno). Todo esto produce el llamado smog fotoquímico.

Enunciado de la tesis

El enunciado de la tesis es la sección donde se expresa la opinión o punto de vista sobre el tema o asunto.

Por ejemplo:

De ahí que consideremos que la introducción de carros eléctricos, relativamente menos contaminantes, pueda venir a disminuir, al menos en parte, la polución del aire en la ciudad. Pero, ¿es esto realmente así?

3. Desarrollo o cuerpo

El desarrollo o cuerpo del ensayo es el segmento donde se despliega la reflexión o análisis del autor sobre el tema.

Es la sección más extensa del ensayo, ya que abarca 75 u 80% del texto, porque allí se explican los argumentos que sustentan la tesis.

El desarrollo o cuerpo del ensayo puede incluir cuatro aspectos:

  • enunciado o enumeración de los argumentos,
  • explicación de los argumentos,
  • identificación de objeciones,
  • refutación de objeciones.

Enunciado o enumeración de los argumentos

En esta parte, el autor procede a indicar el argumento o los argumentos en los cuales se basa.

Por ejemplo:

Se ha comprobado que los carros eléctricos a lo largo de su vida útil contaminan menos que un carro que se alimenta de combustibles fósiles.

Explicación de los argumentos

En este punto, el autor realiza una exposición en torno a los argumentos sobre los que se sostiene su razonamiento.

Por ejemplo:

Si pensamos que en Ciudad de México existen unos cinco millones de vehículos circulando actualmente todos los días, podemos hacernos una idea de lo tremendo que sería el impacto si todo el parque automotor pasara a ser eléctrico.

Identificación de objeciones

Mencionar las objeciones o argumentos contrarios al que se expone contribuye a plantear las discusiones que existen en torno al tema.

Por ejemplo:

Sin embargo, los críticos de los carros eléctricos sostienen que su fabricación llega a ser hasta dos veces más contaminante que la de un auto normal debido al tipo de materiales que son necesarios para la fabricación de su batería y motor.

Además de eso, señalan que si la electricidad que los alimenta proviene de energías contaminantes, producto de la quema de combustibles fósiles, el impacto en el ambiente seguiría siendo elevado.

Refutación de objeciones

Una vez identificados, los cuestionamientos pueden rebatirse para dar más fuerza a lo que se quiere sostener en el ensayo.

Por ejemplo:

Pese a todo eso, hoy en día sabemos que considerando incluso su proceso de fabricación, los carros eléctricos pueden llegar a ser hasta 30% menos contaminantes que un carro normal.

Si, además, la electricidad de que se alimentan proveniente de energías limpias (parques eólicos, centrales hidroeléctricas o solares), entonces sus emisiones podrían disminuir hasta 90% en comparación con un carro que use gasolina normal.

5. Cierre o conclusión

El cierre o conclusión del ensayo consiste en unas pocas ideas que ponen fin al tema. Igual que la introducción, ocupa un 10 o 15% del texto.

El cierre o conclusión puede contener:

  • Recapitulación de los argumentos,
  • Reafirmación de la tesis,
  • Invitación a continuar la reflexión.

Breve recapitulación de los argumentos

En esta parte, se comienza a cerrar el asunto sobre el cual se reflexiona retomando algunos de los argumentos previamente esgrimidos.

Por ejemplo:

Considerando la situación alarmante de contaminación del aire en Ciudad de México y la existencia de tecnologías más limpias, como los carros eléctricos, cuyo impacto ambiental es considerablemente inferior, cabe preguntarnos si no será hora de avanzar en la implementación de políticas públicas para reducir los niveles de smog fotoquímico que actualmente nos aquejan.

Reafirmación de la tesis

A continuación, el autor puede reforzar la tesis que inicialmente había planteado.

Por ejemplo:

Una ciudad con un parque automotor de las dimensiones de Ciudad de México requiere que se tomen medidas urgentes para disminuir la emisión de sustancias contaminantes a la atmósfera. Los carros eléctricos podrían ser parte de la solución.

Invitación a continuar la reflexión

Esta parte de la conclusión puede incluir preguntas que contribuyan a dejar abierta la discusión sobre el tema o a invitar al lector seguir reflexionando al respecto.

Por ejemplo:

¿O será que tal vez no existe voluntad entre nuestros dirigentes para fomentar políticas orientadas a mejorar la calidad de vida no solo de sus ciudadanos, sino también de las futuras generaciones?

5. Referencias

La sección de referencias es opcional y consiste en el listado de aquellas fuentes que el autor haya consulado, citado o aludido a lo largo del texto. 

Ejemplo de ensayo

Título: Los carros eléctricos y la contaminación en Ciudad de México"

La contaminación es hoy en día uno de los problemas ambientales que más afectan a las poblaciones de las grandes urbes. 

En Ciudad de México, una de las ciudades más pobladas del mundo, debido a la existencia de un parque motor tan numeroso y otros factores atmosféricos, la contaminación del aire es particularmente alarmante.

Los carros que usamos actualmente emplean combustibles fósiles, que liberan toda clase de sustancias contaminantes (monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno). Todo esto produce el llamado smog fotoquímico.

De ahí que consideremos que la introducción de carros eléctricos, relativamente menos contaminantes, pueda venir a disminuir, al menos en parte, la polución del aire en la ciudad. Pero, ¿es esto realmente así?

Se ha comprobado que los carros eléctricos a lo largo de su vida útil contaminan menos que un carro que se alimenta de combustibles fósiles.

Si pensamos que en Ciudad de México existen unos cinco millones de vehículos circulando actualmente todos los días, podemos hacernos una idea de lo tremendo que sería el impacto si todo el parque automotor pasara a ser eléctrico.

Sin embargo, los críticos de los carros eléctricos sostienen que su fabricación llega a ser hasta dos veces más contaminante que la de un auto normal debido al tipo de materiales que son necesarios para la fabricación de su batería y motor.

Además de eso, señalan que si la electricidad que los alimenta proviene de energías contaminantes, producto de la quema de combustibles fósiles, el impacto en el ambiente seguiría siendo elevado.

Pese a todo eso, hoy en día sabemos que considerando incluso su proceso de fabricación, los carros eléctricos pueden llegar a ser hasta 30% menos contaminantes que un carro normal.

Si, además, la electricidad de que se alimentan proveniente de energías limpias (parques eólicos, centrales hidroeléctricas o solares), entonces sus emisiones podrían disminuir hasta 90% en comparación con un carro que use gasolina normal.

Considerando la situación alarmante de contaminación del aire en Ciudad de México y la existencia de tecnologías más limpias, como los carros eléctricos, con un impacto ambiental inferior, cabe preguntarse si no será hora de avanzar con la implementación de políticas públicas para reducir los niveles de smog fotoquímico que actualmente nos aquejan.

Una ciudad con un parque automotor de las dimensiones de Ciudad de México requiere que se tomen medidas urgentes para disminuir la emisión de sustancias contaminantes a la atmósfera. Los carros eléctricos podrían ser parte de la solución.

¿O será que tal vez no existe voluntad entre nuestros dirigentes para fomentar políticas orientadas a mejorar la calidad de vida no solo de sus ciudadanos, sino también de las futuras generaciones?

Cómo citar: Arias, Elizabeth (s.f.). "Partes de un ensayo: cómo se estructura un ensayo (con ejemplos)". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/partes-de-un-ensayo/ Consultado:
Elizabeth Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes.