17 características de un cuento

Tomás Muriel
Tomás Muriel
Filólogo y profesor de español

Los cuentos son narraciones breves en donde se cuenta una historia ficticia. Muchos de ellos se remontan a pasados distantes y han llegado a nosotros mediante transmisión oral (cuento popular), mientras que otros son fruto de la imaginación de un autor determinado (cuento literario).

Existen varios tipos de cuentos, dependiendo de si es popular o literario y de su temática (policíaco, de terror, maravilloso, etc.). A pesar de su variedad, existe una serie de características que son comunes y que podemos identificar en este género narrativo.

Veamos cuáles con estas características y en qué consisten.

1. Son breves

Los cuentos, sean populares o modernos, son breves. Para que nos hagamos una idea, en un libro impreso no pasarían de las 50 páginas. Esta brevedad resulta muy importante porque condiciona otras características que veremos a continuación.

Su carácter breve ha facilitado su transmisión oral durante generaciones y ha servido como un excelente ejercicio de escritura para muchos autores (algunos de los escritores más famosos han llegado a especializarse en cuentos).

2. Tienen pocos personajes

Su breve extensión no permite la presencia de muchos personajes. Aparte del personaje protagonista y del antagonista, que son quienes tienen una mayor presencia, suelen aparecer entre tres y cinco personajes más, con peso reducido en la historia.

3. Personajes definidos

Es otra de las características derivada de su corta extensión. Unas pocas páginas no permiten que los personajes tengan una evolución notable, sino que aparecen perfectamente definidos y perfilados.

4. Una única trama

Los cuentos solo tienen una trama. Como son narraciones breves, no tienen cabida tramas secundarias que ayuden a enriquecer o a complicar el texto. Los cuentos narran una única historia en donde el protagonista debe superar uno o varios obstáculos o conflictos.

5. Tienen un narrador

Los cuentos tienen un narrador, una voz que presenta a los personajes, describe el escenario y cuenta lo que ocurre en cada momento. En los cuentos, el narrador es conocedor de todo lo que sucede, de dónde está y qué hace cada personaje y de las intenciones que estos tienen. Este tipo de narrador se conoce como omniscente.

6. Narración ágil

El narrador cuenta la historia, pero no se para en detalles innecesarios ni en factores que no le aportan nada a la trama. Se centra en la historia y nos la cuenta de manera dinámica. Lo importante es la historia, la única trama que nos encontramos, y el narrador nos la cuenta de una manera ligera y agradable.

7. Historias ficticias

En los cuentos no se narran historias reales, sino inventadas. Muchos de los cuentos tienen siglos de antigüedad y la transmisión oral y la huella de diferentes recopiladores han modificado y adaptado los cuentos tradicionales, añadiendo elementos inventados.

Los cuentos no populares, los llamados literarios, como surgen de la imaginación de un determinado autor, buscan el deleite del lector mediante una historia ficticia.

8. Presencia de objetos maravillosos

Esta característica está más presente en los cuentos populares. Es habitual encontrar en los cuentos uno o varios objetos extraordinarios, fuera de lo común, con características o poderes mágicos.

Estos objetos, que pueden ser naturales o construidos, pueden ser la causa del conflicto o ayudar al protagonista a superar determinados obstáculos.

Algunos ejemplos de estos objetos maravillosos son:

  • La lámpara maravillosa de Aladino.
  • El espejo de la madrastra de Blancanieves.
  • La varita mágica del hada madrina de Cenicienta.
  • Las habichuelas mágicas de Jack.

9. Personajes fantásticos

Es frecuente la presencia de ciertos personajes fantásticos o sobrenaturales, como hadas, gigantes, demonios, duendes o de animales con características excepcionales, como la capacidad de hablar o de poner huevos de oro.

Estos personajes, dependiendo de si ayudan o perjudican al héroe, se clasifican en buenos o malos.

10. Estructura en tres partes

Por lo general, los cuentos están estructurados en tres partes diferenciadas, que son las siguientes:

  1. Planteamiento o introducción. En esta parte tiene lugar la presentación de los personajes y del escenario. Al final del planteamiento aparecerá el conflicto que hay que resolver.
  2. Nudo o desarrollo. Aquí es donde el conflicto está en su máximo desarrollo y donde los personajes sufrirán una serie de peripecias antes de solucionarlo.
  3. Desenlace. En la última parte es donde tiene lugar la superación del conflicto. Es el punto álgido y de máxima tensión del cuento.

11. Comparten elementos en su estructura

Vladimir Propp, en Morfología del cuento, investigó y comparó los cuentos populares maravillosos y encontró nada menos que 31 puntos en común en su estructura. Algunos de estos elementos son:

  • Engaño: el protagonista es engañado por el antagonista, como Caperucita por el Lobo, o Blancanieves por su madrastra.
  • Fechoría: es el daño causado por el antagonista.
  • Regalo: el protagonista recibe un objeto maravilloso que le ayuda a superar el conflicto.
  • Victoria: el protagonista le gana al antagonista.
  • Boda: muchos cuentos acaban con la boda del protagonista y la consecución de una corona.

12. Contienen una enseñanza

Esto es más habitual en los cuentos populares. Muchos cuentos contienen enseñanzas tales como advertencias sobre ciertos peligros o aptitudes.

Algunos ejemplos de enseñanzas en cuentos son:

  • Es mejor trabajar lentamente y con constancia que rápidamente y mal. La recompensa llega al final, como en Los tres cerditos.
  • No hay que desobedecer a los padres ni confiar en desconocidos, como en Caperucita Roja.
  • No se debe juzgar a nadie por su aspecto, como en El patito feo.

13. Variedad de temas

Muchos de los cuentos populares son considerados "cuentos de hadas", porque la presencia de seres sobrenaturales es habitual.

Sin embargo, los cuentos literarios permiten una mayor variedad temática. Muchos de ellos no están escritos para un público infantil, lo que abre un amplio abanico de posibilidades.

Algunos tipos de cuentos son:

  • Cuentos de hadas.
  • Cuentos de terror.
  • Cuentos fantásticos.
  • Cuentos policíacos.
  • Cuentos de ciencia ficción.

14. Son adaptables

Los cuentos populares son muy antiguos y se han transmitido de manera oral. Esto ha propiciado que existan diferentes versiones de un mismo cuento. Incluso en cuentos famosos, como en Caperucita, tenemos la versión de Perrault y la de los Hermanos Grimm.

Hay que tener en cuenta que muchos cuentos tenían elementos tétricos o macabros, por lo que algunos autores, en sus recopilaciones, los han reescrito para suavizar ciertas partes y adaptarlos al público infantil.

15. Presentes en diferentes culturas

Todas las culturas o pueblos tienen sus propios cuentos populares, y a menudo se mezclan con la mitología. Muchos de los cuentos de diferentes pueblos presentan elementos comunes, lo que parece indicar que tuvieron un mismo origen y se fueron modificando con el tiempo.

16. Lenguaje simbólico

Los cuentos están llenos de simbología, lo que ayuda a transmitir la enseñanza. De este modo, los animales, números o colores, no están elegidos al azar, sino que tienen un marcado carácter simbólico. Bruno Bettelheim, en Psicoanálisis de los cuentos de hadas, comenta sobre los niños que «el cuento de hadas usa símbolos universales que le permiten escoger, seleccionar, rechazar e interpretarlo de manera congruente con su estadio de desarrollo intelectual y psicológico».

17. Género siempre presente

Los cuentos existen desde tiempos lejanos, y algunos de ellos se llevan transmitiendo oralmente de manera ininterrumpida. Estudiosos como Graça da Silva y Jamie Tehrani indican que la antigüedad de algunos cuentos puede llegar a los 6000 años.

Los cuentos siempre han gozado de buena salud y han contado con el apoyo de los lectores. Hay que tener en cuenta que los cuentos nos acompañan desde que éramos niños, cuando nuestros padres nos los contaban antes de ir a dormir.

Vea también:

BIBLIOGRAFÍA

Kunio, Y. (1984). «Cuentos antiguos de Japón». Estudios de Asia y África XIX: 1. El Colegio de México.

Bettelheim, B. (1994). Psicoanálisis de los cuentos de hadas. Grijalbo.

Propp, V. (1928). Morfología del cuento. Fundamentos.

Da Silva, G. y Tehrani, J. (2016). «Comparative phylogenetic analyses uncover the ancient roots of Indo-European folktales». Royal Society Open Science, 3(1). https://doi.org/10.1098/rsos.150645

Cómo citar: Muriel, Tomás (s.f.). "Las 17 características más importantes de un cuento". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/caracteristicas-de-un-cuento/ Consultado:
Tomás Muriel
Graduado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) desde el 2018, traductor y escritor.