Origen de la palabra electricidad

Fabián Coelho
Lingüista

La palabra electricidad proviene del griego ἤλεκτρον (ḗlektron), que significa ‘ámbar’. Pero, ¿cómo la palabra griega para ámbar pasó a designar en español al fenómeno conocido como electricidad?

El ámbar es una resina de origen vegetal, de colores que van del amarillo al miel y al marrón, que es producida por algunos árboles, y la cual, al ser frotada, revela propiedades eléctricas.

El primero en observar y apuntar este fenómeno fue el filósofo griego Tales de Mileto, quien, hacia el año 600 a. de C., se dio cuenta de que si una barra de ámbar era frotada con piel o lana, esta producía un fenómeno de atracción sobre objetos pequeños o ligeros, como las plumas.

Es debido a esto que el científico inglés William Gilbert, en el siglo XVII, tomando el término de la voz griega ḗlektron, denominaría a este fenómeno (que hoy conocemos como electricidad estática) como electricidad.

Hoy en día, sin embargo, llamamos electricidad al conjunto de fenómenos que son producto del movimiento y la interacción de las cargas positivas y negativas de los cuerpos.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Origen de la palabra electricidad". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/origen-de-la-palabra-electricidad/ Consultado:
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes. Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.