Freír o fritar

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Freír y fritar significan lo mismo: cocinar alimentos pasándolos por grasa o aceite hirviente. En este sentido, ambas palabras son correctas, pero su uso y su aceptación varían dependiendo de la región geográfica.

Mientras que freír es usada en la mayoría de los países hispanohablantes, en algunos países de América y en ciertos lugares de España se admite el uso de fritar, que llega a coexistir con freír.

Freír

Freír significa someter un alimento a un proceso de cocción en el cual se lo pasa por aceite o grasa hirviendo. Asimismo, freír puede usarse con el sentido de mortificar a alguien insistentemente, como sinónimo de acribillar, o con el sentido de asarse de calor.

Por ejemplo:

  • Freiré unas patatas para comer.
  • Sus llamadas constantes ya me tienen frito.
  • Lo frieron a balas cuando pasaba por el callejón.
  • Nos freímos, enciendan el aire acondicionado.

Este verbo presenta la particularidad de poseer dos formas de participio igualmente admisibles: frito y freído. De la primera de ellas se desprende el verbo fritar.

Vea también Frito o freído.

Fritar

Fritar significa freír. La palabra deriva de frito, que es el participio irregular del verbo freír. Su participio, por otro lado, es fritado. Como tal, se usa en algunos países de América (Colombia, Bolivia, Uruguay o Argentina) y en ciertas regiones de España, como Salamanca.

Por ejemplo:

  • Rafael prefería fritar los huevos, no le gustaba la textura de los huevos cocidos.
  • Fritaba las empanadas en una sartén de teflón.

Asimismo, el verbo fritar se emplea como tecnicismo en el arte de la cerámica y del vidrio con el significado de someter a altas temperaturas los materiales vitrificables. Por ejemplo: “Tenía un horno artesanal para fritar”.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Freír o fritar". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/freir-o-fritar/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.