Frito o freído

Fabián Coelho
Lingüista

Frito y freído son palabras que existen en español. Ambas son el participio del verbo freír, que tiene la particularidad de presentar dos formas de participio: freído, que es la forma regular, y frito, que es la irregular.

Ambas expresiones pueden utilizarse indistintamente, como sinónimos, en la formación de tiempos compuestos o en la voz pasiva perifrástica, pues ambas son igualmente correctas.

Por ejemplo:

  • He freído huevos para todos.
  • Mi madre ha frito pescado para el almuerzo.
  • Luego de marinar, el pollo es freído en una sartén a fuego lento.
  • Estas patatas deben ser fritas sin descongelar.

Hoy en día, sin embargo, es mucho más frecuente entre los hablantes usar la forma irregular frito antes que la regular freído.

Como adjetivo, por otra parte, solamente debe usarse la forma irregular frito.

Por ejemplo:

  • Quiero sardinas fritas para el almuerzo.
  • Hoy comeremos un pollo frito magnífico que he preparado.

Como sustantivo, también emplea únicamente la forma irregular frito.

Por ejemplo:

  • Los fritos le hacen mal al corazón.
  • En este restaurante, los fritos son para morirse.

En síntesis, tanto en función adjetiva como sustantiva, el empleo de la voz regular freído constituye un error, de modo que nunca debe usarse en lugar de frito.

Otro verbo con doble participio es Impreso o Imprimido.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Frito o freído". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/frito-o-freido/ Consultado:
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes. Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.