Asar o Azar

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Asar significa cocinar o someter un alimento a la acción del calor. Un azar, en cambio, puede referirse a una casualidad o también a un infortunio que ocurre de manera imprevista.

Son palabras homófonas en la mayor parte del mundo hispanohablante, donde no existe distinción fonética entre la s y la z. No obstante, en España son consideradas palabras parónimas, pues pese a ser similares, no suenan igual.

Además, existe otro parónimo, azahar, sustantivo que se refiere a un tipo de flor (la del naranjo, el limonero y el cidro), muy apreciada por su aroma.

Cuándo usar asar

Asar es un verbo que se refiere a cocinar o hacer comestible un alimento por la acción directa del calor. También se emplea para significar tostar o abrasar alguna cosa, o, como verbo pronominal (abrasarse), con el significado de sentir extremado calor o ardor.

Por ejemplo:

  • Debemos poner a asar estas castañas.
  • La carne se asaba a fuego lento,
  • Abre la ventana, me aso de calor.

Vea también Asada o azada.

Cuándo usar azar

Azar es un sustantivo; se emplea como sinónimo de casualidad para referirse a algo que ocurre fortuitamente. Asimismo, un azar también puede ser una desgracia o una fatalidad imprevista.

Por ejemplo:

  • Era un fanático de los juegos de azar.
  • Fue el azar el que quiso que nos encontráramos aquí esta tarde.
  • A Kurt el azar lo sorprendió mientras tomaba una ducha.

Vea también Azar o Azahar.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Asar o Azar". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/asar-o-azar/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.