Refranes

Tomás Muriel
Tomás Muriel
Filólogo y profesor de español
Publicado en

Un refrán es un dicho popular a modo de advertencia, consejo o enseñanza. Los refranes tienen un carácter popular y el origen de muchos de ellos se pierde en la noche de los tiempos. 

Dado su carácter popular, es muy frecuente que un refrán presente diferentes variedades, por lo que dependiendo de la zona geográfica y la época en la que se lea o escuche, se pueden encontrar diferencias.

Refranes sobre el tiempo y meteorología

A mal tiempo, buena cara

Este refrán nos dice que, aunque se presenten dificultades, no se debe perder la esperanza ni el ánimo.

También se utiliza de forma literal, refiriéndose al tiempo atmosférico. Aquí nos dice que, aunque haga frío, llueva o nieve, no se puede hacer nada para cambiar la situación, de modo que no conviene desanimarse.

- Nos han recortado el presupuesto del departamento. No sabemos cómo vamos a sacar todo adelante y estamos un poco nerviosos.
-Tranquilo, hombre. A mal tiempo, buena cara.

Año de nieves, año de bienes

La nieve es esencial para obtener una buena cosecha, ya que mantiene la tierra húmeda y en condiciones deseadas para la agricultura. La abundancia de de nieve también implica que los ríos tengan un buen caudal.

- ¡Mira cómo está nevando!
-Eso es bueno. Año de nieves, año de bienes.

No por mucho madrugar amanece más temprano

Significa que las cosas no deben hacerse de manera precipitada o con demasiada antelación para obtener antes los beneficios.

- ¿Ya has enviado el trabajo de matemáticas? ¡Pero si el plazo acaba la semana que viene! Recuerda que no por mucho madrugar amanece más temprano.

El tiempo todo lo cura

Con este refrán se quiere decir que el tiempo hace que se olviden, mitiguen o se solucionen problemas, situaciones o determinados males. Se usa sobre todo para referirnos a aspectos no físicos.

- Le pidió matrimonio a su pareja delante de todos y le dijo que no. ¡Pobre! No se siente nada bien.
- Seguro que se recupera pronto. El tiempo todo lo cura.

Nunca llueve a gusto de todos

Señalan que no todas las cosas tienen que agradar a todos, sino que hay gente a la que no le gustan determinadas cosas, aunque sean buenas, positivas o placenteras.

- Después de quejarnos durante meses, por fin han puesto el aire acondicionado. ¡Y ahora hay gente que se queja del frío!
- Nunca llueve a gusto de todos.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Con este refrán se señala que se debe ser breve. Las cosas breves pueden resultar más placenteras y no se incurre en el cansancio.

- La ópera fue magnífica. ¡Qué pena que no durara más el aria de la soprano!
- Mejor así. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Refranes sobre animales

Ave que vuela, a la cazuela

Este refrán se usa cuando se quiere decir que algo es aprovechable o que se deben aprovechar las oportunidades que se presentan.

- Había una oferta de "lleve tres y pague dos" en libros y al final cogí tres.
- Dí que sí: ave que vuela, a la cazuela.

De noche, todos los gatos son pardos

También podemos encontrar «De noche, todos los gatos son negros». Se aplica cuando, en la oscuridad, no podemos ver claramente los defectos, engaños e intenciones.

- Ayer por la noche me entregó el móvil que le había comprado. Cuando llegué a casa y lo vi a la luz, ¡era una imitación!
- Dicen que de noche, todos los gatos con pardos.

A caballo regalado, no le mires el diente

También se puede encontrar como «A caballo regalado, no hay que mirarle el diente», «A caballo regalado, no hay que mirarle el dentado» y «A caballo regalado no le mires el colmillo». Con este refrán se quiere decir que a los regalos no hay que sacarles pegas ni buscarles fallos. 

- Mi tío me ha regalado una bicicleta. Está bien, pero el color no me gusta mucho.
- A caballo regalado, no le mires el diente.

Más vale pájaro en mano que ciento volando

También son frecuentes «Más vale pajarillo en mano que buitre volando» y «Más vale pájaro en mano que cien volando». Indica que a veces es mejor tener algo seguro que esperar por otra cosa en teoría mejor, pero que posiblemente no llegue.

- Rechazó una renovación de su equipo porque esperaba una oferta mejor de otro, pero esta nunca se concretizó. Al final se ha quedado sin renovar y sin ganar más.
- Si es que más vale pájaro en mano que ciento volando.

Refranes sobre oficios y profesiones

Cada maestrillo tiene su librillo

También se pueden encontrar las variantes «Cada maestrito tiene su librito» y «Cada maestrillo con su librillo». Con este refrán se dice que hay tantas maneras de hacer las cosas como personas.

- El entrenador de este año es muy diferente en todo al del año pasado. Sus tácticas no están tan elaboradas y prepara más el aspecto físico.
- Cada maestrillo tiene su librillo. Él sabrá lo que hace.

En casa de herrero, cuchillo de palo

Es posible encontrar las variantes «En casa del herrero, asador de madero» y «En casa del herrero, asador de palo». Se dice cuando queremos hacer ver que algo falta o no se hace donde debería ser habitual encontrarlo o hacerse. También se usa cuando un hijo no continúa con la profesión del padre y decide llevar otro camino.

- ¿De modo que, siendo cerrajero, tienes estropeada la cerradura de tu casa?
- Ya conoces el dicho: en casa de herrero, cuchillo de palo.

Aprendiz de mucho, maestro de nada

Para este refrán, «Oficial de mucho, maestro de nada» y «Aprendiz de mucho, maestro de poco» son dos variantes habituales. Se usa para indicarle a las personas que quieren desempeñar varias profesiones que, dedicándose a tantas, difícilmente podría dominar una de ellas.

- Cuando acabe derecho, voy a estudiar Medicina y Arquitectura. Pretendo dedicarme a todas las cosas.
- Eso será muy difícil. Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Refranes sobre alimentos

Al pan, pan, y al vino, vino

Presenta las variantes «Al pan, pan, y al vino, vino, y el gazpacho con pepino» y «Decir al pan, pan, y al vino, vino». Indica que hay que decir las cosas de manera directa y clara, sin rodeos ni circunloquios,  dentro de un contexto de sinceridad.

- Tengo que darle una mala noticia sobre su mascota.
- Dígamelo con franqueza. Al pan, pan, y al vino, vino.

A falta de pan, buenas son tortas

También podemos oír este refrán como «A falta de pan, casabe» o «A falta de vaca, buenos son pollos con tocino». Se usa para señalar que, si no hemos podido tener algo mejor o más deseado, debemos conformarnos con los que tenemos.

- La pizzería está cerrada. ¡Con lo que me apetecía una buena pizza!
- Pues nos hacemos unos bocadillos. A falta de pan, buenas son tortas.

De lo que se come se cría

Tiene un alto componente de ironía, pues se usa para decirle a alguien que esa persona es o será lo que come. 

- Mi vecino se pasa el día comiendo bollería industrial... ¡pesa muchísimo!
- De lo que se come se cría.

Refranes de temática variada

A la cama no te irás sin saber una cosa más

También presenta la variante «Nunca te acostarás sin saber una cosa más». Se utiliza para señalar que todos los días se aprende algo nuevo, aunque sea poco relevante o importante.

- ¿Sabías que antes los futbolistas llevaban zapatillas negras?
- Pues no. ¡Qué curioso! A la cama no te irás sin saber una cosa más.

A rey muerto, rey puesto

Se utiliza para señalar que nadie es imprescindible y que, si alguien fallece, deja o abandona algo o a alguien, otra persona ocupará su lugar. 

- Ayer despidieron a Juan, el director de logística, y hoy nos han presentado al nuevo.
-Ya sabes... a rey muerto, rey puesto.

De tal palo, tal astilla

En algunas zonas se dice «De tal tronco tal astilla y de tal rama tal semilla». Este refrán nos dice que muchos hijos se parecen en sus maneras de ser y actuar a sus padres, tanto en lo bueno como en lo malo. 

- Es un excelente científico, igual que su padre.
- De tal palo, tal astilla.

Dime con quién andas y te diré quién eres

Es posible encontrar diferentes variantes, como «Dime con quién andabas y decirte he qué hablabas», «Dime qué tomas y te diré lo que eres» o «Dime con quién irás, y te diré qué harás». Se utiliza, sobre todo, para advertir sobre las malas compañías, ya que nos dice que una persona será semejante en sus hábitos, costumbres y maneras de proceder a las personas que acompaña.

- Aquel chico que parecía tan simpático ya ni me saluda por la calle. Todo empezó desde que se hizo amigo de aquella gente tan rara...
- Se está volviendo igual a ellos. Dime con quién andas y te diré cómo eres.

Mal de muchos, consuelo de tontos

Dos variantes frecuentes son «Mal de muchos, consuelo de bobos» y «Mal de muchos, remedio de todos». Se usa este refrán para decir que una desgracia o cualquier suceso negativo no es más fácil de asimilar ni de encajar solo porque afecte a muchos.

- Este año no nos aumentan el sueldo.
- Bueno, chico. Por lo menos, no ha sido a ti solo, sino a todos.
- Mal de muchos, consuelo de tontos.

Más vale maña que fuerza

Indica que es mejor ser hábil y astuto que fuerte y violento.

- Estuve dos horas intentando sacar esa tuerca a fuerza bruta hasta que llegó mi hermano y la sacó en un momento con lubricante.
- Más vale mña que fuerza.

No hay mal que por bien no venga

También se puede encontrar la variante «No hay mal que por bien no venga, ni bien que su mal no traiga». Se utiliza para decir que se puede extraer algo positivo de lo negativo.

- Me han cancelado el vuelo por el mal tiempo y voy a pasar las vacaciones en casa.
- Bueno, así tendrás tiempo para cambiar los muebles de sitio.
- Es verdad. No hay mal que por bien no venga.

Un clavo saca otro clavo

Son frecuentes: «Con un clavo se saca otro» y «Un clavo saca otro». Este refrán es muy utilizado en el tema sentimental, concretamente cuando una persona pierde por desengaño a su pareja y se le incita a que repare la pérdida con otra. En sentido general, significa que una cosa hace olvidar a otra.

- Mi pareja me ha estado engañando y me he enterado hoy.
- ¡Déjala y búscate otra pareja! Un clavo saca otro clavo.

No hay mejor desprecio que no hacer aprecio

También es muy habitual la forma «El mejor desprecio es no hacer aprecio». Con este refrán se dice que la indiferencia es la mejor arma para quien nos perjudica o quiere perjudicar.

- Aquel del gimnasio siempre se está riendo de mí.
- ¡Bah!, ignóralo. No hay mejor desprecio que no hacer aprecio.

Cómo citar: Muriel, Tomás (s.f.). "25 refranes por temática, con su significado y variantes". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/refranes/ Consultado:
Tomás Muriel
Graduado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) desde el 2018, traductor y escritor.