Pronombre

Eliza Arias
Eliza Arias
Lingüista

Los pronombres son una clase de palabra de naturaleza gramatical y cuya función es representar y referir las entidades del discurso.

Debido a que la entidad representada es distinta en cada situación comunicativa, el significado de los pronombres es provisional. 

La categoría abarca nueve tipos de pronombres: personales, posesivos, demostrativos, numerales, cuantitativos, indefinidos, relativos, interrogativos y exclamativos.

Por ejemplo: yo, me, se, mío, este, primero, ambos, unos, alguno, quien.

Características de los pronombres

Significado

Los pronombres tienen significado gramatical y no léxico ya que carecen de rasgos semánticos específicos.

El referente de un pronombre debe interpretarse, cada vez, en función de la situación comunicativa en la que está inserto el texto o mensaje. Por eso, ese significado tiene carácter textual y provisional.

Esto diferencia los pronombres de las palabras que tienen significado léxico, como los sustantivos o los verbos, cuyo referente siempre es una entidad o concepto del mundo extralingüístico.

Morfología

Como morfemas gramaticales o gramemas, los pronombres funcionan de manera independiente, como una palabra; es decir, no necesitan aparecer adjuntos a un lexema (como sí lo hacen los gramemas flexivos o derivativos).

Los pronombres presentan variaciones flexivas de género y número. En español, hay pronombres de género femenino y masculino, en singular y plural. Existe también el género neutro en el pronombre ello, de la tercera persona del singular.

Algunos pronombres son homófonos de adjetivos determinativos. La diferencia es que mientras los adjetivos aparecen siempre adyacentes a un sustantivo, los pronombres aparecen en su lugar.

Función deíctica

Una función general de los pronombres es la de señalar o indicar seres, cosas o hechos cuya interpretación exacta depende del contexto de la comunicación. 

El pronombre yo, por ejemplo, significa siempre la primera persona singular. Pero el emisor del discurso al que remite, el yo que representa, solo puede ser interpretado en la situación comunicativa específica. 

Función referencial

Otra función de los pronombres es referir o correferir elementos presentes en el contexto lingüístico o texto. Este elemento se denomina antecedente y puede haber sido mencionado antes (antecedente anafórico) o después (antecedente catafórico) de la aparición del pronombre.

Por ejemplo:

  • Nunca llegas temprano. Eso me molesta mucho.
  • No la he visto últimamente. María viene muy poco por aquí.
  • Debo mejorar mi ortografía. Voy a poner empeño en ello.

Tipos de pronombres

Los pronombres constituyen una clase cerrada de palabras, es decir, un repertorio que no admite la incorporación de nuevos elementos.

En atención a rasgos y funciones específicas, los pronombres se clasifican en nueve clases: personales, posesivos, demostrativos, numerales, cuantitativos, indefinidos, relativos, interrogativos y exclamativos.

Pronombres personales

Los pronombres personales remiten a las personas gramaticales y estas, a su vez, a los participantes del discurso. Así, la primera persona se refiere al emisor y la segunda al receptor. La tercera persona, llamada también ´no persona´ porque no es ni uno ni otro, se interpreta como aquello de lo que se habla.

La función sintáctica de estos pronombres está determinada por su carácter acentual. 

Los pronombres tónicos tienen acento propio. Se desempeñan como sujetos, objeto directo, indirecto o (precedidos de preposición) y, también, como término de preposición.

Pronombres tónicos en función de sujeto:

Primera persona singular: yo

Primera persona plural: nosotros, nosotras

Segunda persona singular: tú/usted

Segunda persona plural: vosotros/vosotras, ustedes

Tercera persona singular: él/ ella, ello

Tercera persona plural: ellos/ellas

Por ejemplo:

  • Yo escribo
  • ¿Usted podría darme una entrevista? 
  • Nosotras leemos

El pronombre ello es de género neutro y se emplea para referirse a acciones y situaciones o al contenido expresado en un enunciado anterior.

Por ejemplo:

  • Tienen libertad de elección y ello significa una gran responsabilidad.
  • La empresa ha abierto nuevos proyectos. Ello requiere contratar nuevo personal.
  • Necesitas aprobar ese examen y para ello tendrás que estudiar mucho.

Pronombres tónicos como término de preposición

Primera persona singular: mí, conmigo

Primera persona plural: nosotros/nosotras

Segunda persona singular: ti, contigo

Segunda persona plural: vosotros/vosotras, ustedes

Tercera persona singular: él/ella, ello, sí, consigo

Tercera persona plural: ellos/ellas

Por ejemplo:

  • No dejo de pensar en ella.
  • Vienen por mí.
  • Estaba totalmente fuera de sí.
  • Quiero que vengas conmigo.

Pronombres personales átonos

Los pronombres personales átonos no tienen acento propio: su entonación se apoya y forma un solo grupo acentual con un verbo.

Esta forma amalgamada denominada clítico. En el español actual los pronombres pueden ser enclíticos o proclíticos.

En la forma enclítica, el pronombre átono aparece pospuesto y unido en una sola palabra con el verbo en infinitivo y gerundio (formas no personales) y con el imperativo afirmativo.

Por ejemplo: 

  • Escuché una canción en la radio esta mañana y tengo todo el día cantándola.
  • Hice este postre hoy. Pruébalo, por favor.
  • ¡Imagínate!

En la forma proclítica, el pronombre átono aparece antepuesto y separado de las formas conjugadas o personales del verbo.

Por ejemplo:

  • Me gustan las mandarinas.
  • El pan está recién hecho, lo acabo de sacar del horno.
  • ¿Te imaginas?

Estos pronombres desempeñan funciones sintácticas (objeto o complemento directo e indirecto) y son los siguientes:

Primera persona singular: me

Primera persona plural: nos

Segunda persona singular: te

Segunda persona plural: os, los/las, se

Tercera persona singular: lo, le, la, se

Tercera persona plural: los, les, las, se

Por ejemplo:

  • Tenía que entregar el artículo hoy pero no lo terminé.
  • No puedo asegurarle que terminaremos el trabajo hoy.
  • Les traje dulces a los niños.
  • ¿Por qué no me respondes?

Duplicación de los pronombres

Es frecuente en el español que los objetos directo e indirecto aparezcan dos veces en la oración: como sintagma nominal (antecedido o no de preposición según el caso) y en la forma pronominal átona. 

Por ejemplo:

  • A nosotros nos llamaron hoy.
  • Le regalé un libro a María.
  • A mí perro le asustan los truenos.
  • ¿Qué te está pasando a tí?
  • Yo los he leído todos.

Pronombres demostrativos

Los pronombres demostrativos indican la menor o mayor distancia entre la entidad señalada o representada y los participantes del discurso.

Los demostrativos masculinos y femeninos diferencian singular y plural mientras que el neutro solo tiene forma singular.

Masculino singular: este, ese, aquel.

Masculino plural: estos, esos, aquellos.

Femenino singular: esta, esa, aquella.

Femenino plural: estas, esas, aquellas.

Neutro: esto, eso, aquello.

Por ejemplo:

  • Había escuchado a otra conferencista, a esta de hoy no la conozco.
  • ¿Quién será ese?
  • ¿Recuerdas aquello que te comenté?

Pronombres posesivos

Los posesivos son pronombres tónicos que indican la relación de algo con uno (singular) o varios (plural) poseedores tanto en masculino como en femenino. Son los siguientes:

Primera persona singular: mío/mía, míos/mías

Primera persona plural: nuestro/nuestra, nuestros/nuestras

Segunda persona singular (tú y usted): tuyo/tuya, tuyos/tuyas, suyo/suya, suyos/suyas

Segunda persona plural (vosotros y ustedes): vuestro/vuestra, vuestros/vuestras, suyo/suyas, suyos/suyas

Tercera persona singular y plural: suyo/suya, suyos/suyas

Por ejemplo:

  • Me parecen que estos libros son tuyos.
  • Esta casa la heredamos de nuestros abuelos.
  • ¿Me prestas tu sacapuntas? No encuentro el mío.

Pronombres numerales

Los pronombres numerales señalan la cantidad de los seres u objetos que representan.

Se clasifican en cardinales, ordinales, fraccionarios, multiplicativos y pronombre dual.

Pronombres numerales cardinales

Cero, uno, dos, tres, cuatro, cinco, etc.

Por ejemplo: 

  • Yo tengo un solo sobrino, él tiene seis.
  • ¿Cuántos ejercicios pudiste resolver? Yo resolví dos.
  • No pude hacer todas las tareas de la lista, me faltaron tres.

Pronombres numerales ordinales:

Primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, etc.

Por ejemplo:

  • El profesor Rivero siempre es el primero en llegar a la facultad.
  • Soy el quinto paciente de la lista y apenas van por el primero.

Pronombres numerales fraccionarios o partitivos:

Medio, un tercio, un cuarto, un quinto, etc.

Por ejemplo:

  • No consumimos el litro completo, solo un cuarto.
  • No todos los encuestados respondieron afirmativamente, un tercio dijo que no.

Pronombres multiplicativos:

Doble, triple, cuádruplo, quíntupla, séxtuplo, etc.

Por ejemplo:

  • Le están aumentando el triple a los productos.
  • La asistencia ahora es el doble de lo que era antes.

Pronombre dual: 

Ambos.

Por ejemplo:

  • Lamento que Juan y Pedro se hayan peleado, ambos son mis amigos.
  • No puedo dejar ninguna de las dos tareas, ambas son para mañana.

Pronombres cuantitativos

Los pronombres cuantitativos indican cantidades imprecisas de elementos.

Son cuantitativos invariables en género: bastante, bastantes; demasiado, demasiados; suficiente; suficientes.

Por ejemplo:

  • No hace falta comprar tomates, todavía hay bastantes.
  • Yo tenía muchos juguetes pero mi amigo tenía demasiados.
  • Hemos recabado dinero para la obra pero todavía no es suficiente.

Son cuantitativos variables en género y número: mucha, muchas, mucho, muchos; poca, pocas, poco, pocos; toda, todas, todo, todas.

Por ejemplo: 

  • A cada sesión llegan cada vez más alumnos, ya son muchos.
  • Algunos tienen mucha generosidad, otros muy poca. 

Son cuantitativos invariables en número y género: más, menos.

Por ejemplo:

  • Nunca le parece que ha comido suficiente helado, siempre quiere más.
  • La atención de ese local espanta a los clientes, cada vez vienen menos.

Son cuantitativos estrictamente plurales: varias, varios; unas cuantas, unos cuantos.

Por ejemplo:

  • Hice una lista de cosas necesarias para el viaje, creo que ya tenemos varias.
  • De ese grupo de amigos, unos cuantos se distanciaron.

Pronombres indefinidos

Los pronombres indefinidos señalan un referente cuya identidad es desconocida o imprecisa para el emisor.

Algunos pronombres indefinidos se presentan en femenino o masculino y adoptan singular o plural. Son los siguientes: alguna, alguno; ninguna, ninguno; una, uno; otra, otro (y sus correspondientes plurales).

Son invariables en género: cualquiera y quienquiera. Sus plurales son: cualesquiera y quienesquiera.

Por ejemplo:

  • Están llamando a los pacientes del doctor González. ¿Hay alguno aquí?
  • No cambio mi país por ninguno.
  • Creen que uno es loco. 
  • Un empleado dio la información correcta pero otros no.
  • Cualquiera podría hacer esto.
  • Van por la calle saludando a quienesquiera.

Los que son invariables en género y número señalan a sus referentes de modo afirmativo o negativo: algo, alguien, nada, nadie.

Por ejemplo:

  • ¿Te provoca comer algo?
  • Alguien tiene que decirle la verdad.
  • No hay nada que lo haga recapacitar.
  • Hoy no ha venido nadie por aquí.

Pronombres relativos

Los pronombres relativos cumplen una doble función: unir la cláusula subordinada relativa a la principal y representar o sustituir un referente que aparece en la oración (antecedente).

Estos pronombres, en singular o plural, marcan género masculino, femenino y neutro: que (precedido o no de artículo determinado); quien/quienes; el cual/los cuales, la cual/las cuales, lo cual; cuanto/cuantos, cuanta/cuantas; cuyo/cuyos, cuya/cuyas.

Por ejemplo:

  • ¿Leíste el libro que te recomendé? 
  • Este es el sitio en el que nos conocimos.
  • Sus hermanos, a quienes tenía tiempo sin ver, lo visitaron hoy.
  • Su madre, de la cual heredó la receta, era muy buena cocinera.
  • La actriz hizo una excelente interpretación por la cual fue premiada en el festival. 
  • Hoy pagué la última cuota del crédito con lo cual queda saldada mi deuda con el banco.
  • El ladrón lo despojó de cuanto llevaba.
  • La congresista, cuyo discurso cerró el acto, fue muy aplaudida.

Pronombres interrogativos y exclamativos

Los pronombres interrogativos y exclamativos son homófonos y tónicos. Son los siguientes: qué; quién/quiénes; cuál/cuáles (solo interrogativo); cuánto/cuantos, cuánta/cuántas

Los interrogativos se emplean para hacer preguntas parciales sobre la identidad o cantidad de un referente. 

Por ejemplo:

  • ¿Qué podemos hacer por usted?
  • ¿A quiénes vas a invitar?
  • ¿Cuál es tu nombre?
  • ¿Cuáles son tus intenciones?
  • ¿Cuántos se inscribieron?

Los exclamativo para marcar la expresividad en el enunciado.

Por ejemplo:

  • ¡Qué más quisiéramos!
  • ¡Quién tuviera ese talento! 
  • ¡Cuántos se fueron!

El pronombre se

Se es un pronombre átono de tercera persona. Resulta un caso especial porque puede emplearse de distintas maneras y aparecer o no junto a otros pronombres átonos. 

A continuación, los distintos usos del pronombre se:

Como variante del objeto indirecto, alternando con un pronombre átono de objeto directo. 

Por ejemplo:

  • Hoy le llevé los documentos al abogado. Se (le) los entregué personalmente.
  • Yo se (le) los dije.

En función de objeto directo o indirecto con valor reflexivo.

Por ejemplo:

  • Se reprochó a sí mismo su desatino.
  • Se miró al espejo.
  • Se lava la cara con agua y jabón.

En función de objeto directo o indirecto con valor recíproco.

Por ejemplo:

  • Al final del debate, los oponentes se estrecharon las manos.
  • Se besaron apasionadamente. 

Con verbos pronominales.

Por ejemplo: arrepentirse, suicidarse, quejarse, jactarse, vanagloriarse.

En construcciones de voz media.

Por ejemplo:

  • El edificio se inundó.
  • Se está volviendo loco con tanto trabajo.
  • Se cerró la puerta.

Con valor expresivo (objeto indirecto o dativo de interés).

Por ejemplo:

  • ¡Ustedes se comieron toda la torta!
  • Se me enfermó el niño.

Con sentido incoativo.Los pronombres remiten a las personas gramaticales y estas, a su vez, a los participantes del discurso. Así, la primera persona se refiere al emisor y la segunda al receptor. La tercera persona, llamada también ´no persona´ porque no es ni uno ni otro, se interpreta como aquello de lo que se habla.

Por ejemplo: Ya se durmió el niño. 

Como objeto indirecto con valor posesivo.

Por ejemplo: Se fracturó la pierna. 

En oraciones impersonales.

Por ejemplo:

  • Aquí se trabaja muy duro.
  • Se come muy bien en este restaurante.

En oraciones pasivas.

Por ejemplo:

  • Ya se enviaron los libros.
  • Ya se descubrió todo el asunto.

Como se ha visto, los pronombres tienen rasgos en común con los sustantivos y con los adjetivos determinativos. Sin embargo, la función representativa de los pronombres hace que estos aparezcan en sustitución y nunca adyacentes a un sustantivo.

Ver también

Cómo citar: Arias, Eliza (s.f.). "Qué son pronombres, características de los pronombres, funciones de los pronombres, tipos de pronomb". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/pronombre/ Consultado:
Eliza Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes (Venezuela).