Nombre propio y nombre común

Elizabeth Arias
Elizabeth Arias
Lingüista

El nombre propio,o sustantivo propiodesigna elementos o entidades específicas. Por su parte, el nombre común, o sustantivo común, designa elementos o entidades genéricos.

Tienen en común ser el tipo de palabra de que se vale el hablante para presentar los referentes de su discurso o mensaje. 

Dicho de otro modo, nombres propios y comunes representan lingüísticamente los objetos, materias, personas, animales, plantas, acciones y cualidades a los que se refiere el hablante, sean estos reales o imaginarios. 

Los nombres propios y comunes presentan diferencias en su comportamiento semántico y gramatical debido a la distinta naturaleza de las entidades que refieren.

¿Qué es un nombre propio?

El nombre o sustantivo propio designa seres u objetos específicos. Es decir, sirve para distinguir una individualidad en el conjunto del que forma parte.

En ese sentido, dice cómo se llama o identifica algo o alguien.

Tipos de nombres propios

Son nombres o sustantivos propios, entre otros:

  • Antropónimos o nombres de persona, que incluyen los nombres de pila, los apellidos y los seudónimos. Por ejemplo: Guadalupe, Manuel, Graciela, Mendoza, Pérez.
  • Hipocorísticos, abreviaturas o diminutivos usados, por lo general, como nombres familiares. Por ejemplo: Charli, Lupita, Charo, Manolo, Chela.
  • Sobrenombres, apodos o alias. Por ejemplo: el Gabán, el Sabio, la Beba, la Faraona.
  • Topónimos o nombres geográficos, es decir, de continentes, países, ciudades, mares, ríos, montañas, etc. Por ejemplo: América, México, Mérida, Mar Caribe, Río Colorado, Pan de Azúcar.
  • Nombres de espacios urbanos como avenidas, calles, plazas, parques, etc. Por ejemplo: Avenida Libertador, Parque Forestal, Plaza Bolívar.
  • Nombres de instituciones y organismos. Por ejemplo: Organización de Estados Americanos, Banco del Estado, Fondo de Cultura Económica, Universidad Central de Venezuela.
  • Siglas o acrónimos. Por ejemplo: OEA, FCE, UCV.
  • Zoónimos o nombres específicos de animales. Por ejemplo: Chita, Babieca, Rocinante, Nevado.
  • Nombres de figuras religiosas: Cristo, Alá, Buda.
  • Nombres de astros: Sol, Luna, Saturno, Vía Láctea.
  • Títulos de obras artísticas: Guernica, Confabulario, Alma llanera.

Características del nombre propio

La función de los nombres o sustantivos propios es denominar, identificar o nombrar un individuo específico.

Los nombres propios se escriben con mayúscula inicial, con excepción de los días de la semana, de los meses y de las letras. Por ejemplo: Julián, Veracruz, Cruz Roja, domingo, enero, hache, eñe.

Los nombres propios constituyen, por sí mismos, un referente del discurso y están naturalmente acotados o restringidos. Por eso, en general, no necesitan ser acompañados por determinantes o modificadores para aparecer en la oración y desempeñar sus funciones gramaticales.

Por ejemplo:

  • Aquiles toma café.
  • Mayo es el mes de las flores.

Sin embargo, hay casos en los que sí aparecen artículo y nombre juntos.

Aunque no lo requieren, en algunas regiones es muy común el empleo de nombres de pila con artículo. El sentido de estas expresiones puede ser tanto cariñoso como despectivo.

Por ejemplo:

  • Fuimos a celebrar el cumpleaños de la María Ignacia.
  • Ese José María como que tiene malas mañas.

Son propios aunque llevan artículo los nombres de días de la semana y estaciones. Pueden o no llevarlo, en algunos contextos, los nombres de países.

Por ejemplo:

  • Nos vemos el lunes.
  • Me gusta el otoño. 
  • (El) Ecuador es un país acogedor.

Con frecuencia, el artículo forma parte del nombre y no puede suprimirse, como ocurre en el caso de lugares, empresas, obras literarias, películas, etc.

Por ejemplo:

  • La Guaira queda lejos.
  • Se registró un sismo en El Salvador.
  • El Mercurio publicó la noticia.
  • El pasajero de Truman es una novela de Francisco Suniaga.

Los nombres propios no tienen sinónimos, antónimos, hiperónimos ni hipónimos. Es decir, no establecen estas relaciones léxicas con otras palabras.

Tampoco puede hablarse, propiamente, de traducción, aunque hay casos de correspondencia entre nombres similares de lenguas distintas.

Por ejemplo: 

  • María, Mary (inglés), Marie (francés)

  • Juan, João (portugués), Giovanni (italiano)

¿Qué es el nombre común?

El nombre o sustantivo común designa seres u objetos que pertenecen a una clase o conjunto. Es decir, presenta o refiere una generalidad; dice qué es algo o alguien.

Tipos de nombre común

La clasificación de los nombres o sustantivos comunes se basa en la diferente naturaleza de los elementos extralingüísticos que refiere. Distingue así nombres contables o no contables, concretos o abstractos e individuales o colectivos.

Nombres contables o discontinuos

Los seres u objetos referentes pueden contarse pero no fragmentarse porque perderían su condición o funcionalidad. Por ejemplo: (un) animal, (dos) señoras, (varias) flores, (un) planeta, (una) casa, (tres) dragones.

Nombres no contables o continuos

Los referentes pueden fragmentarse pero no contarse. Por ejemplo: agua, candela, jugo, aire.

Nombres concretos

Los referentes son materiales, pueden percibirse mediante los sentidos. Por ejemplo: hoja, vestido, mono, camión, luna.

Nombres abstractos

Los referentes son inmateriales, no pueden percibirse puesto que son ideas y conceptos. Por ejemplo: misericordia, maldad, fealdad, lindura, amor.

Nombres individuales

La palabra en singular designa una entidad. Por ejemplo: casa, planta, gato, estudiante, doctora.

Nombres colectivos

La palabra en singular designa un grupo de cosas similares, un colectivo. Por ejemplo: estudiantado, colectividad, manada, sembradío.

Características del nombre común

La función de los nombres o sustantivos comunes es clasificar los seres y las cosas, incluirlos en una clase o categoría. Sus características más destacadas los referiremos a continuación.

Los nombres comunes no tienen referencialidad propia en el discurso. Por ello necesitan acompañarse de un artículo o adjetivo que los determine y especifique. Solo en esa estructura, el grupo o sintagma nominal cumplen sus funciones gramaticales.

Por ejemplo:

  • El viento tumbó un árbol.
  • Esta casa está en venta.
  • El bebé duerme.

Los nombres comunes establecen ciertas relaciones léxicas con otras palabras. Pueden tener entonces sinónimos, antónimos, hiperónimos e hipónimos. Por ejemplo: matrimonio es sinónimo de casamiento y boda.

Los nombres comunes tienen traducción a otros idiomas. Por ejemplo: casa, house (inglés), maison (francés), lar (portugués).

Como rasgo compartido, cabe destacar que tanto el nombre propio como el nombre común son el núcleo de la estructura sintáctica denominada grupo o sintagma nominal. 

Ver también:

Cómo citar: Arias, Elizabeth (s.f.). "Nombre propio y nombre común: qué son, tipos, características y ejemplos". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/nombre-propio-y-nombre-comun/ Consultado:
Elizabeth Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes.