Burós o Buroes

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Burós es la forma correcta de escribir el plural de la palabra buró. La forma buroes, por su parte, es considerada una forma vulgar y, en consecuencia, conviene evitarse.

Buró puede referirse a un mueble utilizado para escribir que se cierra mediante un sistema de tablero abatible, a un órgano dirigente en ciertas organizaciones, sobre todo en los partidos políticos, o, en México, a una mesa de noche. La palabra, como tal, es la adaptación al español de la palabra francesa bureau.

Por ejemplo:

  • De todos los burós que vio, el que más le gustó fue uno de caoba.
  • Se sentó en su buró a revisar los documentos de la venta.
  • La dirigente sindical aseguró que los burós estaban favoreciendo los intereses particulares de sus integrantes.
  • Imaginó los burós de mil casas, con sus lámparas de noche, sus relojes digitales, sus pilas de libros por leer.

Buró es un sustantivo masculino cuya última vocal es una -o tónica. Para la formación de su plural solo es necesario agregar una -s final: burós.

En palabras como buró, sofá, maní o café, que presentan una vocal final tónica, son consideradas vulgares las formas de plural que se constituyen agregando la terminación -es o -ses, como buroes, sofases, manises o cafeses, donde lo correcto habría sido decir: burós, sofás, manís, cafés.

Vea también:

Por otro lado, conviene agregar que debe evitarse el uso de la voz buró en sustitución de los términos castellanos oficina o agencia.

Así, en lugar de decir:

  • Lo contrató para trabajar en el nuevo buró de noticias de la ciudad.
  • Fue al buró de empleo para darse de baja.

Lo correcto habría sido decir, por ejemplo:

  • Lo contrató para trabajar en la nueva agencia de noticias de la ciudad.
  • Fue a la oficina de empleo para darse de baja.
Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Burós o Buroes". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/buros-o-buroes/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.