Tampoco o Tan poco

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Tampoco y tan poco no significan lo mismo. Tampoco es un adverbio usado para negar algo. Tan poco, en cambio, es una expresión se usa para establecer comparaciones.

Cuándo usar tampoco

Tampoco es un adverbio; se usa para negar algo seguidamente a otra negación. También puede usarse para atenuar o refutar una aseveración referida previamente.

Por ejemplo:

  • No me gusta trabajar los fines de semana, tampoco durante la semana.
  • Si es por eso, yo tampoco te quiero así.
  • No me gusta que viajes solo, pero tampoco mal acompañado.

Tampoco es una palabra que se forma a partir de la unión de los adverbios tan + poco, y que, en este sentido, no debe confundirse con la secuencia tan poco.

Cuándo usar tan poco

Tan poco es una secuencia formada por los adverbios tan y poco. Se usa en estructuras comparativas (tan pococomo…) o consecutivas (tan poco que…). No debe confundirse con el adverbio tampoco.

Por ejemplo:

  • Sé tan poco como tú sobre el tema.
  • Hace tan poco que estamos juntos como pareja que no sé cómo actuar frente a ella.

Vea también También o Tan bien.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Tampoco o Tan poco". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/tampoco-o-tan-poco/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.