Rallar o rayar

Rallar se refiere a la acción de raspar o desmenuzar algo con un rallador, mientras que rayar denota otras acciones, como hacer rayas sobre una superficie o sobre un texto o escrito, clarear el día, asemejarse una cosa con otra, lindar un lugar con otro, así como enloquecer o molestar a alguien.

Rallar y rayar son palabras homófonas, es decir, que se pronuncian igual, pero que no significan lo mismo. De allí que den pie constantemente a equívocos.

Un truco para saber cuándo escribir rallar y cuándo rayar es pensando si la acción a que nos referimos supone raspar algo con un rallador. En dicho caso, la opción adecuada es rallar, en el resto de los casos, lo correcto es usar rayar.

Vea también Raya o Ralla.

Cuándo usar rallar

Rallar es un verbo que significa ‘raspar o desmenuzar algo con un rallador o rallo’. Por ejemplo:

  • Voy rallar la zanahoria para hacer ensalada.
  • He rallado coco para comerlo con helado.

Cuándo usar rayar

Rayar es un verbo que puede referirse a varias cosas, por ejemplo:

  • A hacer rayas: “Con una tiza rayó el piso y dijo: de aquí no pasarán”.
  • A tachar algo en un texto o escrito: “Rayé mucho el artículo, había muchos errores en él”.
  • A subrayar un texto: “Rayaré el título para destacarlo”.
  • A estropear o dañar una superficie con rayas: “Me han rayado la puerta del coche”.
  • A amanecer, alborear, clarear el día: “A las seis de la mañana ya rayaba la luz del día en el horizonte”.
  • A asemejarse o parecerse una cosa a otra: “Su petición raya en lo absurdo”.
  • A lindar una cosa con otra u otras: “La ciudad raya con el límite del municipio”.
  • A perturbar, molestar o avergonzar a alguien: “No me rayes delante de mis amigos, mamá”.
  • A enloquecer: “Juan se rayó bailando en la fiesta”.

Vea también Rayo o Rallo.