Etimología de educación

Elizabeth Arias
Elizabeth Arias
Lingüista

La palabra educación proviene del sustantivo latino educatio, -ōnis, a su vez asociado con los verbos ēdūcere, que tiene los sentidos de educar, sacar adelante, criar o nutrir, y ēdūcāre, que significa conducir, llevar o guiar.

Esta doble relación de origen se ve reflejada en los matices de significado del término.

En la actualidad, el sustantivo femenino educación hace referencia al proceso y al resultado de educar, a la formación de niños y jóvenes durante su crianza, a la escolaridad o instrucción que brindan docentes e instituciones y, por último, a la cortesía y buenos modales.

Por ejemplo

  • Los especialistas en educación inicial instalaron su congreso.
  • Las universidades son evaluadas por la calidad de su educación.
  • La educación más importante es la que brinda el hogar.
  • A causa de la pobreza muchos niños no pueden completar su educación media.
  • Las empresas quieren contratar personal con educación especializada.
  • No saludar es de pésima educación.
  • Los vendedores de esa tienda atienden con mucha educación y simpatía.

Considerado en su morfología, el vocablo educación se forma mediante la adición de la terminación o sufijo a la raíz o lexema . Ese sufijo aporta, precisamente, la noción de acción y efecto en el significado.

La misma raíz verbal deriva en otras palabras de la misma familia como, entre otras, educador, educadora, educativo y educacional.

Cómo citar: Arias, Elizabeth (s.f.). "Etimología de educación". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/etimologia-de-educacion/ Consultado:
Elizabeth Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes.