Callado o Cayado

Callado es el estado de algo o alguien silencioso o que se comporta con sigilo, también puede ser el verbo callar en su forma de participio. Un cayado, en cambio, es el bastón de un pastor o el báculo de un obispo.

Cuándo usar callado

Callado puede ser la forma de participio del verbo callar, que significa omitir o dejar de decir algo, no hablar, guardar silencio o cesar de hablar, llorar, gritar o cantar, entre otras cosas. Asimismo, callado puede funcionar como adjetivo para designar a alguien o algo que es silencioso, o que es realizado con sigilo o reserva.

Por ejemplo:

  • Antonio estuvo callado durante toda la clase.
  • Nunca he callado mis aspiraciones a la presidencia.
  • El niño no se ha callado desde hace una hora.
  • Paula era una chica callada y tranquila.

Cuándo usar cayado

Cayado es un sustantivo, se refiere a un tipo de bastón cuyo extremo superior es corvo, que es utilizado generalmente por los pastores. De este modo también se denomina el báculo pastoral que usan los obispos.

Por ejemplo:

  • El pastor se apoyó sobre su cayado y contempló el rebaño pastar en silencio.
  • El obispo vestía un colorido hábito y en la mano llevaba un bonito cayado.