Halles o Ayes

Halles es el verbo hallar conjugado en una de sus formas personales, que significa dar con algo o encontrar a alguien, observar o descubrir una cosa, estar presente o sentirse de cierta manera. Ayes, en cambio, es la forma de plural del sustantivo ay, que es sinónimo de quejido o suspiro.

Halles y ayes son palabras homófonas, pues, aunque se pronuncian igual, se escriben de manera diferente y significan cosas distintas.

Cuándo usar halles

Halles es el verbo hallar conjugado en segunda persona de presente de singular en modo subjuntivo; se emplea con el significado de dar con una persona o cosa, encontrar a alguien o algo; con el sentido de descubrir, ver, observar, notar, conocer o entender una cosa, de estar presente o encontrarse en cierto estado.

Por ejemplo:

  • Aunque halles la cuadratura del círculo, no ganarás el Nobel de matemáticas.
  • No sé cómo te halles de ánimos hoy, pero tenemos que ir de compras.
  • Para que halles el tesoro, tienes que tener un mapa auténtico.

Cuándo usar ayes

Ayes es la forma de plural del sustantivo ay, que significa suspiro o quejido, y deriva de la interjección ay, que puede emplearse tanto para expresar dolor y pena, como para manifestar miedo o temor.

Por ejemplo:

  • Los ayes de la doña se oían por todo el vecindario.
  • Soltó ayes de terror cuando en una sombra descubrió el rostro del párroco muerto.
Cómo citar: "Halles o Ayes". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/halles-o-ayes/ Consultado: