Hiato

Un hiato se produce cuando en una palabra hay dos vocales seguidas que pertenecen a sílabas diferentes. En este sentido, es lo opuesto al diptongo.

Son consideradas como hiatos las siguientes combinaciones vocálicas, independientemente del orden en que aparezcan: dos vocales abiertas diferentes, una vocal abierta y una vocal cerrada tónica, y dos vocales iguales seguidas.

Ejemplos de hiatos

Dos vocales abiertas distintas (a, e, o):

  • ae: aerodinámica, caer, maestra.
  • ao: extraordinario, caos, cacao.
  • ea: cefalea, blanquea, rastrea.
  • eo: aéreo, preocupar, creo.
  • oa: proa, canoa, coartada.
  • oe: coexistir, poema.

Una vocal abierta o fuerte (a, e, o) y una vocal cerrada tónica o acentuada gráficamente (í, ú):

  • aí: raíz, maíz, traído.
  • eí: veían, leía, creía.
  • oí: oído, roído, heroísmo.
  • aú: aún, aúllo.
  • eú: transeúnte, reúne.
  • ía: discutía, prevalecía, sentía.
  • úa: acentúa, cacatúa, continúa
  • íe: críe, píe, espíe.
  • úe: actúe, insinúe.
  • ío: tío, regadío, crío.
  • úo: continúo

Dos vocales iguales (aa, ee, ii, oo, uu):

  • aa: Isaac, Balaam.
  • ee: creer, proveer, leer.
  • ii: chiita.
  • oo: cooperar, contándoos, zoológico
  • uu: duunviro.