Verbo en infinitivo

Tomás Muriel
Tomás Muriel
Filólogo y profesor de español

Los verbos en infinitivo son los que presentan terminaciones en -ar, -er e -ir (como cantar, comer, vivir, respectivamente). Es el modo por el cual nombramos a un verbo.

El infinitivo es una forma impersonal. Esto quiere decir que no existe concordancia con ninguna persona gramatical y solo presentan una forma terminada en -ar, -er e -ir.

Un verbo en infinitivo también pueden funcionar como un nombre (El elegante nadar del delfín).

Ejemplos de verbos en infinitivo

Según la terminación del verbo, se establecen tres conjugaciones diferentes:

  • Primera conjugación: terminan en -ar (cantar, bailar, trabajar…).
  • Segunda conjugación: terminan en -er (comer, mover, temer…).
  • Tercera conjugación: terminan en -ir (vivir, servir, escribir…).

Ejemplos de verbos de la primera conjugación (terminados en -AR):

estudiar sacar lavar esperar volar
saludar limpiar cenar danzar enamorar
andar mirar escuchar llamar aceptar
amar soñar lamentar jugar descansar
plantar enviar sembrar analizar actuar

Ejemplos de verbos de la segunda conjugación (terminados en -ER):

tener saber poder beber volver
entender escoger resolver encender proteger
ceder perder atender envejecer conceder
doler tejer sorprender verter componer
ser leer proponer acceder creer

Ejemplos de verbos de la tercera conjugación (terminados en -IR):

hervir repetir reír vestir seguir
pedir corregir invertir sugerir sentir
reñir despedir morir impedir dormir
ir mentir huir construir conducir
traducir asistir convivir partir escribir

Función en la oración

El infinitivo tiene dos comportamientos diferentes: como verbo y como nombre. Dependiendo de ese comportamiento, podrá realizar las funciones propias del verbo o del nombre.

Infinitivo como verbo

Puede desempeñar la función de núcleo en el marco de la oración:

  • No tenemos que dar más tiempo al enemigo.
  • Se fue sin llamar al camarero.
  • No ayudar a los demás es de mala educación.
  • La llave es para abrir la puerta.

Infinitivo como nombre

Como nombre, puede desempeñar en la oración las funciones propias de este:

Sujeto:

  • Bailar es lo que más le gusta.
  • El melódico cantar del ruiseñor cautivó a los presentes.

Atributo:

  • Eso es cocinar y no lo que hago en mi cocina.
  • Aquello era tocar bien la guitarra.

Complemento directo:

  • Juan vio el majestuoso volar del águila.
  • Solo se oía el estridente maullar de los gatos.
  • Desea participar en el coloquio.

Complemento circunstancial:

  • Lo han castigado por insultar al profesor.
  • Me han llamado para cantar en una fiesta.
  • Para ser un buen médico hay que estudiar mucho.

Perífrasis de infinitivo

El infinitivo puede combinarse con otro verbo para crear una perífrasis. Esto significa que un verbo auxiliar se une a un verbo en infinitivo para crear una unidad que aporta valor de aspecto (como el tiempo o repetición) o modo (como obligación o lenguaje coloquial).

Perífrasis de tiempo

Ir a + infinitivo. Indica futuro próximo o incluso un futuro más lejano:

  • Hoy vamos a comer pizza.
  • Voy a trabajar en una nueva empresa.
  • Creo que el año que viene se va a vivir a Grecia.
  • Me ha dicho que va a salir de casa.

Dejar + infinitivo. Señala un futuro inmediato o se utiliza para pedir permiso:

  • Déjame decir lo siguiente.
  • Déjanos hablar con el director.

Comenzar a, empezar a, ponerse a, meterse a y romper a + infinitivo. Se usan para acciones que comienzan:

  • Ya podemos comenzar a trabajar.
  • Claudia ya ha empezado a comer.
  • Ahora mismo me pongo a estudiar.
  • En un momento me meto a lavar los platos.
  • Creo que voy a romper a llorar.

Terminar de, acabar de, dejar de, parar de y llegar a + infinitivo. Se utilizan para acciones que terminan:

  • Terminé de trabajar en el informe.
  • Acaba de llegar el tren.
  • Dice que ha dejado de estudiar.
  • Ahora paramos de correr y descansamos un poco.
  • Creo que ayer llegaron a salir.

Volver a + infinitivo. Tiene valor de repetición:

  • ¡Siempre vuelve a hacer lo mismo!
  • Me parece que ha vuelto a tocar la guitarra.
  • Después de dos años, vuelvo a estudiar.

Perífrasis de modo

Tener que, hay que y deber + infinitivo. Indican obligación:

  • Tengo que llamar al fontanero.
  • Hay que ensayar un poco más.
  • Debemos llegar antes de la hora agendada.

Deber de + infinitivo. Se usa para indicar que algo no se sabe a ciencia cierta y que solo se supone:

  • Deben estar llegando; no creo que tarden mucho.
  • Creo que el coche debió ser caro.
  • No sé que instrumento toca, pero debe ser la guitarra.

Hartarse de/a e hincharse a + infinitivo. Se usan para exagerar una acción y tienen carácter coloquial:

  • Anoche me harté a comer marisco.
  • Se ha hartado de llamar: no soltó el teléfono.
  • Va al bar a hincharse a beber.

Vea también 150 ejemplos de verbos en infinitivo

Cómo citar: Muriel, Tomás (s.f.). "Verbo en infinitivo: ejemplos, función y perífrasis". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/verbo-en-infinitivo/ Consultado:
Tomás Muriel
Graduado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) desde el 2018, traductor y escritor.