Olla u Hoya

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Lingüista

Olla puede referirse a una vasija usada para cocinar, a un remolino que se forma en las aguas, a la cabeza de alguien o a la zona que está frente al área en el fútbol.

Hoya, en cambio, designa a una concavidad en la tierra, al hoyo destinado a un cadáver, a un llano extenso o a cierto tipo de resina, y también puede ser el verbo hoyar, que significa hacer hoyos en la tierra para sembrar.

La grafía holla es incorrecta y debe evitarse.

Cuándo usar olla

Olla es un sustantivo femenino; puede hacer referencia a varias cosas: a la vasija de barro o metal que se usa para cocer alimentos, al contenido de una olla, a una comida hecha con carne, tocino, legumbres y hortalizas; a los remolinos que forman las aguas en un hoyo en ciertos lugares del mar o de un río; a la cabeza humana, o, en el fútbol, a la zona del área frente a la portería.

Por ejemplo:

  • ¿Me prestas una olla para hervir agua?
  • La abuela ha preparado una olla de estofado.
  • En el pozo se había formado una olla que era conveniente evitar.
  • Espero que la fama no se te suba a la olla.
  • El jugador envió el balón a la olla.

Cuándo usar hoya

Hoya es un sustantivo femenino; puede referirse a una concavidad u hondura que ha formado en la tierra, al hoyo destinado a enterrar un cadáver, a una planicie extensa sin montañas, o a un tipo de resina que es obtiene del lentisco.

Por ejemplo:

  • La pelota había caído en una hoya.
  • Entre varios cavaban la hoya para el entierro.
  • La casa quedaba en medio de una enorme hoya.

Hoya también puede ser el verbo hoyar conjugado en segunda (usted) y tercera persona (él, ella) de singular de presente en modo indicativo; significa hacer hoyos en la tierra para sembrar una planta. Por ejemplo: “El labrador hoya la tierra para meter la semilla”.

Cómo citar: Coelho, Fabián (s.f.). "Olla u Hoya". En: Diccionariodedudas.com. Disponible en: https://www.diccionariodedudas.com/olla-u-hoya/ Consultado:
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.