Meses o Meces

Meses es la forma de plural de la palabra mes, que se refiere a cada una de las partes en que se divide el año, y que también puede ser una forma personal del verbo mesar, que significa arrancar o tirar de los cabellos de la barba. Meces, por su parte, es el verbo mecer conjugado, que significa mover una cosa de un lado a otro, o menear una sustancia para mezclarla.

Meses y meces son palabras homófonas en la mayor parte del universo hispanohablante, donde no existe distinción fonética entre la forma de pronunciar la s y la c. En cambio, en España, donde esta sí existe, son consideradas palabras parónimas.

Cuándo usar meses

Meses es la forma de plural del sustantivo mes, que se refiere a cada una de las doce partes en que se divide el año, pero que también puede aludir al menstruo o periodo de las mujeres, o al sueldo del mes de un asalariado. La palabra, como tal, proviene del latín mensis.

Por ejemplo:

  • Hace meses que no sé nada de él.
  • La universidad pagará todos los meses que les debe a los profesores al final del año lectivo.

Meses también puede ser el verbo mesar en segunda persona de singular de presente en modo indicativo; significa arrancar los cabellos de la barba o tirar de ellos con las manos. El vocablo procede del latín vulgar messāre, que deriva de metĕre, que significa ‘segar o cercenar’.

Por ejemplo:

  • Si te meses la barba muy fuerte, te dolerá.
  • Te meses todos los días la barba, pero no la peinas.

Vea también Mesa o Meza.

Cuándo usar meces

Meces es el verbo mecer en segunda persona de singular de presente en modo indicativo; significa mover algo de un lado a otro de forma acompasada, o menear una sustancia líquida para que se mezcle. La palabra, como tal, proviene del latín miscēre, que significa ‘mezclar’.

Por ejemplo:

  • Cántale una canción al bebé mientras meces su cuna.
  • Si no meces bien la mezcla, esta no quedará homogénea.