Halla, Haya, Aya o Allá

Halla es la conjugación del verbo hallar en tercera persona o en modo imperativo; haya es el verbo haber conjugado en primera o tercera persona, y también un sustantivo referido a un tipo de árbol; aya es la mujer que trabaja en una casa dedicada al cuidado y la crianza de los niños, mientras que allá es un adverbio de lugar.

Debido a que la mayor parte de los hablantes de español no distinguen los sonidos correspondientes a los fonemas /y/ y /ll/, es común que exista confusión en relación con la grafía adecuada de los términos.

Cuándo usar haya

Haya es el verbo haber conjugado en primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo. Seguido de participio, se usa para la formación de los tiempos compuestos.

Por ejemplo:

  • Espera a que yo haya llegado para empezar a hacer la cena.
  • Mientras haya amor, habrá alegría.
  • Quizá no haya salida para nuestro país.
  • No creo que Juan se haya encontrado a Ana en el camino.

Como sustantivo, haya se refiere a un tipo de árbol: “El haya del jardín había crecido tanto que tapaba toda la casa”.

Cuándo usar halla

Halla es el verbo hallar conjugado en tercera persona del singular del presente de indicativo, o también la segunda persona del singular del modo imperativo. Como tal, es equivale a ‘encontrar’ o ‘encontrarse’.

Por ejemplo:

  • La casa se halla a medio camino entre el mar y la avenida.
  • Él siempre halla la solución para todos los problemas.
  • Halla una excusa mejor y después hablamos.

Vea también Halles o Ayes.

Cuándo usar aya

Aya es un sustantivo femenino que usamos para referirnos a la mujer que, en una casa, se encarga del cuidado y la crianza de los niños.

Por ejemplo:

  • Su aya siempre le cantaba canciones antes de dormir.
  • Recuerdo los paseos que daba con mi aya por la plaza.

Cuándo usar allá

Allá es un adverbio de lugar; lo usamos para referirnos a un sitio que se encuentra, en relación con nuestra posición, relativamente apartado o lejano. Debido a su acentuación aguda, su pronunciación se diferencia de las palabras anteriores.

Por ejemplo:

  • Allí queda el arroyo y allá está mi casa.
  • Allá se halla una frondosa haya, que será hermosa siempre y cuando haya sido bien podada.

Vea también Vaya, Valla, Baya o Balla.