Dentro o adentro

Dentro es un adverbio de lugar que se utiliza para significar ‘en el interior’ o ‘en la parte interior’, mientras que adentro significa ‘hacia la parte interior’, y, en consecuencia, aparece generalmente con verbos de movimiento, para indicar una dirección.

En el habla coloquial, ambos términos suelen confundirse, pero en el habla más culta es aconsejable distinguir cuándo corresponde usar cada uno. Para ello es importante seguir los siguientes tips.

Cuándo usar adentro

Adentro es un adverbio de lugar que significa ‘hacia la parte interior’. Se emplea con verbos de movimiento, para indicar una dirección que apunta hacia el interior, real o figurado, de algo.

Por ejemplo:

  • Cuando me vio en la puerta, me condujo adentro.
  • Hace mucho frío, vamos para adentro.
  • Caminábamos tierra adentro, buscando el lago del que nos habían hablado.

Es un error usarlo antecedido por la preposición a, es decir, a adentro. Sí puede ir, en cambio, antecedido por las preposiciones de, desde, hacia, hasta, para o por.

Como sustantivo, es generalmente usado en plural con el sentido de ‘interior’: “Se dijo para sus adentros que todo estaría bien”.

Cuándo usar dentro

Dentro es un adverbio de lugar que significa ‘en la parte interior’. Como tal, puede usarse acompañado por verbos de movimiento o sin ellos. También puede utilizarse con las preposiciones de, desde, hacia, hasta, para o por antecediéndolo.

Por ejemplo:

  • Lo que ha dicho le ha salido de dentro.
  • Están dentro, arreglando un negocio.
  • Celebraba por dentro la victoria de su equipo.
  • Venía caminando hacia dentro, cuando lo llamaron desde la calle.
  • Caminamos hasta dentro, pero no vimos a nadie con quien pudiéramos hablar.

También podría ir antecedido por la preposición a y escribirse en dos palabras, a dentro, no obstante, es preferible optar por el adverbio simple adentro, escrito en una sola palabra.