Veta o beta

Veta y beta comparten acepciones cuando se refieren a una vena o faja de materia, a un filón metálico, o a un hilo o cuerda.

Se diferencian cuando veta se usa para referirse a la aptitud o competencia de alguien para un arte o ciencia, y beta para designar la segunda letra del alfabeto griego o la versión de prueba de un programa informático en desarrollo.

Cuándo usar veta

Veta es un sustantivo femenino. Puede referirse a la una vena o faja de materia interpuesta en una masa, de la cual se diferencia por su calidad o aspecto. Veta es también un filón metálico, la vena o lista de ciertas piedras o maderas, una cuerda o hilo, o, coloquialmente hablando, la aptitud de alguien para un oficio o ciencia.

Por ejemplo:

  • Hallaron una veta de tierra caliza.
  • Las excavaciones demostraron la presencia de importantes vetas de hierro.
  • Y aquí, en la madera de este roble, podemos notar algunas vetas más oscuras.
  • El chico tiene veta para las ciencias aplicadas.

Cuándo usar beta

Beta es un sustantivo femenino. Puede referirse a la segunda letra del alfabeto griego, a una cuerda o hilo, a un filón metálico o a la vena o faja de materia que se diferencia por su calidad o textura (acepciones, estas tres últimas, que comparte con veta). En informática, por su parte, se conoce como beta la versión de un programa en desarrollo.

Por ejemplo:

  • La letra beta es la que corresponde a la b en nuestro alfabeto latino.
  • Una beta de grasa le restaba calidad a la carne.
  • Descubrieron una pequeña beta de oro en el terreno.
  • La versión beta del programa está lista para las primeras pruebas con usuarios.