La calor o el calor

Lo correcto es decir “el calor”. “La calor” es un error común entre los hablantes de español.

Calor es una palabra que empleamos para referirnos a la sensación que experimentamos cuando la temperatura aumenta, así como a la propiedad del ambiente para producir esta sensación.

Debido a que calor es un sustantivo masculino, tanto los artículos, como los adjetivos y los adverbios que lo acompañen deben estar coordinados con este género gramatical. De allí que en “la calor” notemos que no hay concordancia entre el masculino de calor y el femenino del artículo determinado femenino la.

Así, no debe decirse, por ejemplo:

  • La calor es peor cuando llueve.
  • Desde junio había comenzado la calor en el pueblo.

Sino que lo correcto sería:

  • El calor es peor cuando llueve.
  • Desde junio había comenzado el calor en el pueblo.

Del mismo modo, debe evitarse siempre que tanto el artículo, como el adjetivo y el adverbio que acompañe la palabra estén en femenino, como sería el caso del artículo indeterminado en “una calor”, el del adjetivo en “calor intensa”, o el del adverbio en “mucha calor”. En su lugar, lo correcto habría sido decir “un calor”, “calor intenso” y “mucho calor”.

Decir “la calor” es un arcaísmo de la lengua española, que data de la Edad Media. Hoy en día todavía se puede escuchar en muchas regiones de América y en algunos lugares de España, como en Andalucía. Es sobre todo común en el habla coloquial, pero su uso se considera impropio, y en la lengua culta se prefiere el uso de “el calor”.