Haiga o haya

Haiga es una forma incorrecta de decir haya. Haiga es un barbarismo común del habla coloquial, y, como tal, se encuentra fuera de la norma culta.

Haiga, en este sentido, vendría a ser el presente subjuntivo del verbo haber.

Por ejemplo:

  • Cuando yo haiga terminado te aviso.
  • Hasta que él no haiga pedido disculpas, no lo voy a escuchar.

En estos casos, lo correcto habría sido emplear haya, que es el presente en modo subjuntivo del verbo haber, como a continuación:

  • Cuando yo haya terminado te aviso.
  • Hasta que él no haya pedido disculpas, no lo voy a escuchar.

Asimismo, también es usual escuchar haigas en lugar de hayas, y haigan por hayan, ambas expresiones igualmente incorrectas. Por otro lado, tampoco se debe confundir haiga, haigas y haigan con halla, hallas o hallan.

Vea también Halla, Haya, Aya o Allá.

Cuándo usar haiga

Haiga, sin embargo, sí es una palabra. Como tal, es un sustantivo masculino que significa ‘automóvil grande y ostentoso’. Es usada, sobre todo, con sentido irónico. Se dice que en la España de los años previos a la guerra civil había proliferado gran cantidad de nuevos ricos, sin mayor grado de cultura, que gustaban de hacer ostentación de sus riquezas, así que cuando llegaban a las concesionarias pedían “el coche más grande que haiga”. La palabra, no obstante, está en desuso.