Caso o Cazo

Un caso puede ser un suceso o un acontecimiento, o puede ser el verbo casar en primera persona de singular. Cazo, en cambio, puede referirse a un recipiente utilizado en la cocina, o al verbo cazar, también en primera persona de singular.

Caso y cazo son palabras homófonas en la mayor parte del mundo hispanohablante, donde no existe diferencia alguna entre la pronunciación de s y z, mientras que en España son consideradas parónimas, pues difieren ligeramente en su pronunciación.

Cuándo usar caso

Caso es un sustantivo masculino; hace referencia a un suceso o acontecimiento, a una casualidad o un acaso, a una ocasión o coyuntura, a un asunto de que se consulta a alguien, a la manifestación de una enfermedad, a una categoría gramatical, o a un relato popular que se refiere como ejemplo.

Por ejemplo:

  • En la prensa, comentaban el caso del estafador millonario.
  • Un caso así jamás se te presentará nuevamente.
  • Profesor, hay un caso del que quiero comentarle.
  • El doctor afirmó que se trataba de un caso de laberintitis aguda.

Caso también puede ser el verbo casar conjugado en primera persona de singular de presente en modo indicativo; se refiere al acto de contraer matrimonio dos personas, o de una autoridad aprobar el matrimonio entre dos personas. También puede ser sinónimo de corresponder o cuadrar, unir o juntar dos cosas. En derecho, se emplea con el significado de anular, abrogar o derogar una sentencia.

Por ejemplo:

  • Caso a una pareja más y me voy a descansar.
  • Me caso con Claudia en junio.
  • No caso con esta forma de hacer las cosas.
  • Yo, en mis funciones de juez, caso esta sentencia.

Cuándo usar cazo

Cazo es un sustantivo masculino; se refiere a un utensilio de cocina que funciona como recipiente para verter o trasvasar alimentos; por extensión, es la cantidad de alimentos que caben en un cazo; es también una persona torpe.

Por ejemplo:

  • Vertió la mezcla en el cazo y la dejó enfriar.
  • Marta se comió un cazo de arroz ella sola.

Cazo puede ser también el verbo cazar conjugado en primera persona de singular de presente en modo indicativo; significa buscar y capturar animales para matarlos. Coloquialmente, también se usa con el sentido de alcanzar algo difícil, entender una cosa con rapidez, seducir a una persona o sorprender a alguien en una situación embarazosa, entre otras cosas.

Por ejemplo:

  • Yo cazo ciervos en Argentina todos los años.
  • No cazo lo que me quieres decir.
  • Cazo con gran facilidad a hombres millonarios.
  • Si cazo a Luis en una travesura más, se va a meter en un problema conmigo.

Vea también Casar o Cazar.