Bato o Vato

Bato, que puede ser un sustantivo o una forma personal del verbo batir, es la forma correcta de escribir esta palabra, mientras que la grafía vato es incorrecta y debe evitarse.

Bato, como sustantivo masculino, puede referirse a varias cosas: a un hombre tonto o rústico, o de condición humilde y conducta ordinaria, asimismo, en jerga, puede usarse como sinónimo padre, mientras que, en lenguaje juvenil del norte de México, hace referencia a un niño o un joven, a un guey, a un compa o a un tipo.

Por ejemplo:

  • ¡Qué bato eres! ¡Has roto la cerradura!
  • Aquel tipo es un bato; no sabe manejarse en una reunión formal.
  • ¿Sabes cómo se llama ese bato?
  • Dile a ese bato que por aquí no vuelva.

Bato es también el verbo batir conjugado en primera persona de singular de presente en modo indicativo; se usa con varios significados: dar golpes en algo, agitar o revolver una mezcla, derrotar a un adversario, superar un récord, registrar exhaustivamente un lugar durante operaciones militares, así como combatir o pelear en su forma pronominal, batirse.

Por ejemplo:

  • Si lo bato en la cara podría meterme en un problema.
  • Yo bato la mezcla hasta quedar espumosa.
  • Si bato la marca de los cien metros mariposa, pasaré a la historia.
  • Me bato a duelo contigo para demostrar que te puedo ganar.

Vea también Bate o Vate.